Featured Slider

Adiane: Cosmética natural online

Adiane: Kit Facial Grown Alchemist

Siempre suelo decir que los pequeños detalles pueden marcar una gran diferencia.  Destacar es, hoy día, una tarea que a priori parece difícil, pero creo que intentar marcar la diferencia gracias al cuidado de las pequeñas cosas puede ser muy positivo, más aún, en el mundo online.

De un tiempo a esta parte, las tiendas de cosmética natural y sobre todo las que comercializan marcas de alta gama se han ido multiplicado, hay muchas y, a priori, todas venden (casi) lo mismo y al mismo precio, por lo que diferenciar unas de otras es cada vez más difícil porque todas reúnen varios puntos en común: Buenas marcas, mismos precios, estética y presencia online limpia y elegante... Pero no todas son iguales.

Hoy voy a presentar Adiane, una web de cosmética natural que destaca gracias al cuidado y mimo que pone en cada pedido.


Adiane: Kit Facial Grown Alchemist

Adiane es una web de cosmética natural, orgánica y cruetly free, que justamente ahora acaba de cumplir su primer año de vida. Detrás de todo el proyecto está Irene, que tras finalizar sus estudios y trabajar en puestos relacionados con ellos, un día decide dejarlo todo y dedicarse a su pasión: La cosmética orgánica. Y así nació Adiane.

Ella misma se encarga de probar y seleccionar las marcas y productos que se encuentran en la tienda, todas de primera calidad. En la web podemos encontrar marcas como Grown Alchemist, S5 (sé que soy muy pesada, pero insisto en lo fantástico que es su Replenish Sérum), Archangela (una marca de cosmética natural española de la que hablaré próximamente), Glov, Atelier Cologne, Green People, Olivia Soaps, o Treats entre otras.

Irene sabe muy bien que, a la hora de comprar en internet, mucha, muchísima gente se frena en seco al comprobar los gastos de envío. Y es que en muchas ocasiones suponen una auténtica punzada a los precios que hacen que finalmente pensemos que no merece la pena pagarlos para lo que queríamos comprar, por eso Adiane ofrece gastos de envío gratis siempre, sea cual sea tu pedido y sin mínimo de compra. No es fácil encontrar webs donde no cobren la tarifa correspondiente al envío, muchas veces con precios desproporcionados con respecto a nuestra compra, así que este es otro (gran) punto a favor.

Con respecto al envío, que sea gratuito no quiere decir que sea lento, es más, los envíos son rapidísimos, la web promete que tu envío llegará por mensajería en 24 horas y si se realiza antes de las 18:00, llegará al día siguiente, el mío tardó justo eso, un día, y teniendo en cuenta que estoy en la otra punta de España, no seré yo la que se queje.


Adiane: Kit Facial Grown Alchemist

Una vez con el pedido en las manos, vamos a la chicha. El paquete viene siempre envuelto en papel de seda de diferentes colores, sellado con una pegatina con el logo de la marca. Una vez despegada descubrirás que tu pedido huele genial, y es que perfuman cada envío con un perfume de la tienda y te dicen cuál es en la nota de agradecimiento escrita a mano que también encontrarás en el paquete.

Otro detalle que a todas nos encanta ver en los envíos son las muestras, y en el caso de Adiane las encontramos en un sobre a modo de regalo, y cabe destacar que pueden ser bajo pedido, es decir, si te apetece probar algo en concreto, déjales un comentario cuando hagas el pedido, ellos se encargarán de hacerte llegar lo que tú quieres probar siempre que sea posible. No puedo dejar de comentar que hace tiempo gané un sorteo de la web en el que me tocaron dos productos de Archangela y le comenté a Irene que me encantaría probar el aceite de la reina de la marca, muestra que me incluyó y que valoré muchísimo, el aceite no es nada barato y, echando números, la muestra tiene un valor aproximado de 5€.

Por último, comentar que en cada pedido incluyen un llavero con la inicial de cada cliente hecha en una impresora 3D con materiales Bio degradables. El mío se puede ver en las fotos y lo tengo ya colgado en mis llaves.


Adiane: Kit Facial Grown Alchemist


Mi elección

Irene me dio la oportunidad de probar uno de los productos de la tienda y lo cierto es que me costó decidirme, pero teniendo en cuenta que en breve me voy de viaje varios días sin facturar, quise dar una oportunidad al Kit Facial de Grown Alchemist y tener así la ocasión de probar algunos productos de la firma que no conocía.


Adiane: Kit Facial Grown Alchemist

El Kit trae 5 productos de la marca, dos de ellos en tamaño venta y son:

-Gentle Cleanser: Limpiadora facial de rosa, bergamota y geranio, 50ml.
-Tónico facial rosa, ginseng y camomila, 50ml.
-Aceite facial Antioxidante de semillas de camelia y rosa mosqueta, 30ml (tamaño venta).
-Crema de día Hydra Repair Day Cream camelia y geranio, 12ml.
-Bálsamo Labial de Sandía y Vainilla, 12ml (tamaño venta).

Adiane: Kit Facial Grown Alchemist


He intentado resistir la tentación de utilizarlo y reservarlo únicamente para el viaje, pero soy débil y desde que hice las fotos, el aceite no falta en mi rutina de noche. Aún es pronto, pero me atrevo a decir que es uno de los mejores productos que he probado de Grown Alchemist y merecería una entrada para él solo. También he probado el gel limpiador y el bálsamo, aunque muy poco y todavía es muy pronto para hablar de ellos con propiedad. 

El resto de productos están esperando a ser metidos en la maleta y, una vez que lo haga, os hablaré de ellos con todo detalle, pero hoy la entrada está más centrada en presentaros la web de Adiane, una tienda que cuida los pedidos al más mínimo detalle y que os animo a tener en cuenta en futuras compras.


Adiane: Kit Facial Grown Alchemist

Me estreno con Missha: Base M Magic Y prebase BB Boomer

M Magic Cushion BB Boomer Missha

Mi estreno con la cosmética coreana ha sido tardío, demasiado diría yo teniendo en cuenta la cantidad de tentaciones que vemos cada día de productos monísimos y que además de maquillar, tratan la piel de forma simultánea.

Quise estrenarme con el maquillaje porque aunque hay blogs fantásticos que tratan el tema cosmético (si no lo conocéis, os recomiendo el blog de Anouk, 'Un viento del este' que trata el tema con un gusto fantástico), me considero una total inepta en este campo y pensé que el maquillaje es una buena forma de iniciarse de forma sencilla y con menos posibilidades de fallar.

Hay muchas, muchísimas marcas interesantes y probablemente cuanto más indago en ellas, más me atraen, pero si hay una conocida por todas, inexpertas y expertas en la materia, esa es Missha. No creo que haga falta ningún tipo de presentación. La marca se hizo conocidísima en nuestro país por sus BB Creams y a partir de ahí su popularidad fue en aumento. Hoy por hoy tenemos fácil acceso a todo tipo de tratamientos y productos de maquillaje de la marca.

Los dos de los que voy a hablar hoy son la base M Magic, en formato cushion, y la prebase M BB Boomer, ambos se pueden encontrar en varias tiendas, pero los que yo enseño son I Love Maquillaje (antigua Ladybelleza), una tienda online donde además de encontrar una buena selección de esta marca, también hay otras conocidísimas como Natura Siberica (donde más barato he encontrado el Aceite Dáurico tras muchas búsquedas), Lily Lolo, Neve Cosmetics, Krous y Skin79 entre otras. Dicho esto, vamos a ver los dos que hoy nos ocupan.


Prebase M BB Boomer


Prebase BB Boomer Missha

Me llamó la atención nada más ver el envase y cuando leí la descripción no pude resistirme a ella. Es una prebase de maquillaje que promete alargar su vida y su adherencia, pero también dice iluminar la piel y dejarla radiante y fresca. Esto de primeras, ya me gustó, porque muchas veces cuando me maquillo noto la piel apagada con el paso de las horas, por muy ligera que sea la base. Supongo que la piel seca es lo que tiene, así que esperando el milagro, se vino para casa.

Según la marca, contiene extracto de perlas rosa que será el encargado de aportar esa luz al rostro, no es que suela yo caer rendida a este tipo de reclamos (ya sea extracto de perlas o geranio del Himalaya), pero sí caigo rendida a todo lo que prometa luminosidad. Como (casi) toda la cosmética coreana, promete cuidarnos a la vez que nos maquillamos y a este respecto en la fórmula podemos encontrar aceite de moringa, manano-oligosacárido (un tipo de carbohidrato extraído de la levadura) y aceite de oliva, todos ellos con la intención de mantener la humedad de la piel.

Prebase BB Boomer Missha

Se presenta en un envase de formato pump y con una pulsación da de sobra para todo el rostro. Al apretar encontramos una crema blanca, de textura compacta aunque bastante húmeda y con un suave olor atalcado, muy sutil. Cuando la puse en el rostro por primera vez, su tono blanco se tornó rosa nacarado y me asusté, me vi desmaquillándome por miedo a que ese tono se notase, pero no fue así. La prebase se absorbe rápidamente y no deja rastro más que una luz muy bonita. Sin partículas ni brillos exagerados, sólo un leve reflejo de luz natural, como si fuera de la propia piel, sin dejarla demasiado brillante o con aspecto o sensación grasa. Me gustó mucho el resultado. 

Tras probarla muchas veces, mi opinión es la misma, me gusta mucho el resultado que deja en la piel, luminosa y con aspecto fresco y, además, probado con la base de la misma marca he comprobado que sí que alarga su vida bastante. Con otras bases menos ligeras, aporta ese toque de luz que mi piel pide a gritos para no parecer un cartón a las dos horas de ir maquillada.


Prebase BB Boomer Missha

Ingredientes:

Water, Cyclopentasiloxane, Cyclohexasiloxane, Butylene Glycol, Glycerin, Mica (CI 77019), PEG-10 Dimethicone, Titanium Dioxide (CI 77891), Niacinnamide, Pentylene Glycol, Disteardimonium Hectorite, Diamond Powder, Moringa Oleifera Seed Oil, Ruby Powder, Amethyst Powder, Pearl Powder, Tourmaline, Chrysanthemum Morifolium Flower Extract, Jasminum Officinale (Jasmine) Extract, Platinum Powder, Dicaprylyl Carbonate, Magnesium Sulfate, Methyl Methacrylate Crosspolymer, Triethoxycaprylylsilane, Ethylhexyl Glycerin, Acrylates/Dimethicone Copolymer, Adenosine, Mannan, Squalane, Polymethylsilsesquioxane, Caprylic/Capric Triglyceride, Tocopherol, Talc, Disodium EDTA, Phenoxyethanol, Fragrance(Parfum)

No es un INCI 'limpio', aunque tampoco lo esperaba de una prebase de maquillaje. Sí que contiene los activos que la marca anuncia, pero también siliconas (algo de esperar en una prebase), Phenoxyethanol (un conservante de dudosa calidad, aunque debo decir que hay marcas de cosmética natural procedentes de otros continentes que las utilizan en casi todas sus fórmulas) y EDTA (otro conservante nada inocuo), ingredientes que intento evitar en la medida de lo posible, sobre todo en los tratamientos que sí utilizo a diario con la intención de cuidarme y esperando resultados a largo plazo. Los dejo pasar porque no me maquillo a diario, y no todas las veces que lo hago utilizo prebase. 

Si el tema de los ingredientes no es algo que te importe, el producto da muy buen resultado y a efectos prácticos, cumple lo que promete.

Contiene 40ml y puedes encontrarlo aquí.

Base de Maquillaje M MAgic Cushion:

Base M Magic Cushion Missha

Es la primera base en este formato que he probado. Sí, ya sé que llevo más de un año de retraso, pero de primeras no lo veía práctico y finalmente sucumbí. 

La principal baza de esta base es que tiene protección solar FPS50, una de las más altas que he visto en una base. Es muy ligera, pero cubre muchísimo, las rojeces y demás imperfecciones desaparecen nada más ponerla en el rostro. Yo siempre busco resultados muy livianos, que no hagan que sienta que llevo algo sobre la piel y que no hagan efecto máscara, por ello suelo utilizar bases de cobertura muy ligera. Esta base consigue esta misma sensación pero a la vez cubre perfectamente, algo que pocas veces he conseguido.

La base se presenta en una polvera de doble piso y en el primero encontramos una esponja plana que en mi caso sigue a estrenar. Quitándola y abriendo la segunda capa encontramos el 'cojín' impregnado de producto. Siempre la he usado con esponja humedecida, pero con una tipo Beuty Blender que son las que mejor resultado me dan a la hora de aplicar y difuminar. La base se funde con la piel y y el acabado es satinado, luminoso, muy muy bonito y sobre todo, ligero (insisto), una mínima cantidad es suficiente para el rostro.

Su duración es, en mi caso, muy buena. Aún teniendo la piel seca me es difícil encontrar una base que no saque brillos en mi frente y barbilla con el paso de las horas, y esta cumple. No saca brillos de ningún tipo y la he llegado a llevar muchas horas, así que en ese sentido esta base me ha gustado mucho. Me arrepiento incluso de no haber cogido un tono más alto, la que ves en las fotos es el 23 Natural Beige, el tono intermedio de los 3 que hay, y de subtono amarillo, pero creo que se me puede quedar clara en breve con este sol y estoy empezando a arrepentirme de no haber elegido el 27. 

Creo que es una base, por sus características y por su alta protección solar, ideal para quienes se maquillen a diario y quieran un resultado con buena cobertura pero muy natural a la vez.


Base M Magic Cushion Missha

La lista de ingredientes es:

Water, Cyclopentasiloxane, Titanium Dioxide, Ethylhexyl Methoxycinnamate, Ethylhexyl Salicylate, Trimethylsiloxysilicate, Glycerin, PEG-8 Dimethicone, Iron Oxides, Butylene Glycol, Pentylene Glycol, Niacinamide, Diphenylsiloxy Phenyl Trimethicone, C12-15 Alkyl Benzoate, Cyclohexasiloxane, Neopentyl Glycol Diheptanoate, Butylene , Glycol Dicaprylate/Dicaprate, Cetyl PEG/PPG-10/1 Dimethicone, PEG-8, Magnesium , Sulfate, Mica, Dimethicone, Vinyl Dimethicone/Methicone Silsesquioxane , Crosspolymer, Sorbitan Isostearate, HDI/Trimethylol Hexyllactone Crosspolymer, Iron Oxides, Phenoxyethanol, Disteardimonium Hectorite, Stearic Acid, Alumina, Iron , Oxides, Triethoxycaprylylsilane, Aluminum Hydroxide, Fragrance(Parfum), Dimethicone Crosspolymer, Ethylhexylglycerin, Adenosine, Water, Disodium EDTA, Silica, Rosa Canina Fruit Oil, Boron Nitride, Persea Gratissima (Avocado) Oil, Olea Europaea (Olive) Fruit Oil, Xylitol, PEG-32, Helianthus , Annuus (Sunflower) Seed Oil, Calophyllum Inophyllum Seed Oil, Bambusa Vulgaris Water, Dipropylene Glycol, Cereus Grandiflorus (Cactus) Flower Extract, Hamamelis Virginiana (Witch Hazel) Extract, Adansonia Digitata Fruit Extract, Oxygen, Tocopherol

De nuevo es un INCI largo, con sus más y sus menos. No es una composicón verde, tampoco la marca dice en ningún momento que el producto lo sea, pero sí que esperaba que la fórmula fuera, por ejemplo, menos siliconada. Siempre digo que con el maquillaje no soy tan exigente a la hora de leer la fórmula porque no pretendo conseguir un resultado con él más allá del meramente cosmético, pero siempre me gusta dejar la fórmula escrita y que a quien pueda interesarle, la valore por sí misma.

El envase contiene 15gr (no especifica mililitros) y puedes encontrarlo aquí.

Base M Magic Cushion Missha

A nivel meramente superficial y centrándome en el resultado, es una base que me está gustando mucho por el precioso acabado que deja en la piel, la duración que tiene, su alta cobertura a pesar de su textura ligera y por supuesto, su altísima protección solar. No he probado cómo se comporta con el flash porque me parecería un desperdicio utilizarla de noche, pero como base de día me ha gustado mucho.


Hasta aquí mi estreno con Missha, me picaba mucho el gusanillo con la marca y tras quitarme la espinita, tengo que decir que ambos productos me han parecido buenos en lo suyo, los acabados y las texturas me han sorprendido y, aunque mejoraría el INCI de ambos, la experiencia ha sido estupenda.

Champú con extracto de cebolla Mi rebotica

Champú con extracto de cebolla Mi Rebotica

Como ya conté unos post más atrás, hace un tiempo empecé a probar y descubrir la marca Mi Rebotica y, en aquel post, ya contaba la historia de la marca, su filosofía y mi experiencia con algunos de sus productos, y en este proceso no podía faltar el cuidado capilar.

El cuidado de la melena es algo a lo que siempre le he dado bastante importancia, tengo un pelo, digamos, poco agradecido, con mucha cantidad y que secado al aire no tiene forma ninguna, no es ni liso, ni rizado, además si algo lo caracteriza es un encrespado bastante potente e indomable que me obliga a utilizar plancha o secador siempre que lo lavo, así que intento que al menos los productos que utilizo sean lo menos agresivos posible. Así fue, en resumen, como empezó mi andadura con los champús suaves y/o sin sulfatos.

Mi Rebotica ya tenía en su catálogo un champú con extracto de cebolla que prometía ser un estimulante del crecimiento capilar y ayudar a fortalecer el pelo 'gracias a su capacidad antioxidante', y esta primera versión no contenía siliconas, parabenos, ni colorantes, pero sí sulfatos. Este que hoy enseño es su hermano mayor reformulado, y lo que principalmente lo diferencia de la anterior versión es precisamente la ausencia de sulfatos en la fórmula.

Champú con extracto de cebolla Mi Rebotica

Se presenta en formato pump de nada menos que 500ml que dan para una buena temporada, aunque opino que sería ideal poder encontrarlo en un formato más pequeño para poder probarlo sin tener que comprar medio litro, para viajes o para, simplemente, no terminar cansándonos de él.

Carece totalmente de color y su textura es más bien densa, tipo gel, que me gusta porque no acaba escurriéndose entre los dedos. Nada más tenerlo entre las manos se nota su olor a cereza, bastante potente y muy agradable, es un olor que me gusta pero que no noto natural, es decir, se debe a que el producto está perfumado y no a que contenga cereza o algún extracto de ellas o de la planta. Aún así el olor es muy agradable del tipo de la gama blanca de Rituals (aunque sin el toque cremoso) y mucho mejor a que el champú oliera a cebolla, extracto que sí contiene.
Champú con extracto de cebolla Mi Rebotica


Una vez en el pelo, me sorprendió la cantidad de espuma que hace, con dos pump tengo de sobra para enjabonar la melena y todo el cuero cabelludo, quizás sea el champú sin sulfatos con el que más espuma he conseguido hasta ahora. Esto va a gustarte si eres reacia a utilizar o dar el salto a los champús sin sulfatos por la poca espuma que suelen hacer y a la que de primeras es difícil acostumbrarse, sobre todo si estás habituada a los champús convencionales, que hacen muchísima espuma con muy poco producto. Este hace una espuma abundante y densa, no deja lugar a dudas sobre si hemos lavado bien todo el pelo o no. Yo suelo lavar dos veces, y utilizo dos pump para cada uno y con una melena no eterna, pero sí bastante larga, me da de sobra.


Champú con extracto de cebolla Mi Rebotica

Ingredientes:

AQUA, SODIUM C14-16 OLEFIN SULFONATE, SODIUM COCOAMPHOACETATE, COCAMIDE MEA, COCAMIDOPROPYL BETAINE, GLYCERIN, ALLIUM CEPA BULB EXTRACT, PARFUM, BENZYL ALCOHOL, POLYQUATERNIUM-7, SALICYLIC ACID, LACTIC ACID, SORBIC ACID, SODIUM BENZOATE, POTASSIUM SORBATE.


El resultado es un pelo suave y suelto, con bastante brillo, no he notado ningún tipo de irritación o descamación, ni me deja el pelo aplastado con el uso continuado y con eso, me doy por satisfecha. Siempre he utilizado acondicionador o mascarilla tras él, pero el pelo al enjuagarlo no se nota enmarañado o áspero, se nota bastante suave al tacto.

Con respecto al crecimiento del cabello, lo cierto es que no creo que ningún producto sea milagroso en este sentido ni consiga hacer crecer el pelo más de lo que lo haría por sí mismo, quizá pueda estimularlo, pero creo que son muchas más cosas las que influyen en esto, alimentación, cuidados, tintes, plancha, secadores.. Todo cuenta a la hora de tener un pelo largo, bonito y sano. Llevo utilizándolo más de un mes, primero intercalado con otros y después como champú único, y en este sentido he notado poca cosa, al menos, por ahora, quizás es pronto para hacer un juicio final, pero tampoco esperaba notar un crecimiento de buenas a primeras por el uso de un champú, quizá me equivoque, pero es lo que pienso. Lo que sí puedo decir es que parece que se cae menos cantidad a la hora de lavarlo, y con esto, me conformo.

Creo que puede ser un buen producto de transición para las indecisas que quieran dar el salto a los champús sulfatos porque hace mucha, mucha espuma y el cambio será menos drástico, es un buen champú de uso diario porque es suave, no irrita y su aroma es muy agradable.

Mascarilla de color La Mota: Verde que te quiero verde




Una vez calmados los ánimos del boom vivido y, sobre todo, la posterior decepción con los sprays y otras hierbas para colorear el pelo de forma temporal, vengo a proponer una alternativa de una marca española que elabora mascarillas con pigmentos de color con las que poder colorear el pelo de forma temporal y sin dañarlo.

La Mota es una marca joven que fabrica mascarillas para colorear el pelo de forma temporal y sin agredirlo, en total son 12 mascarillas, todas de colores muy variados que van desde el azul hasta el rosa fucsia, exceptuando una, que es neutra y se limita a aportar los mismos beneficios nutritivos que las demás, pero sin aportar color. La novedad de estas mascarillas es que no dañan el pelo y además prometen nutrirlo gracias a ingredientes como la keratina hidrolizada, la proteína vegetal y aminoácidos.

Con la moda de poner el pelo de colores pasteles, fantasía y de cualquier tono que se salga de la norma en toda su pompa, cayó en mis manos la mascarilla de esta casa en tono esmeralda. A mi ya me hizo ilusión recibirla porque soy de las que se apunta a un bombardeo, pero quien realmente se lo ha pasado pipa con esta mascarilla ha sido mi sobrina que, con 16 años y el pelo rubio, estaba deseando probarla y desde que empezó, no ha parado.






La mascarilla se presenta en un envase plástico con formato pump que ayuda mucho a la hora de coger el producto necesario y manchar menos de lo necesario. La pegatina del bote ya nos indica qué color podemos esperar, pero la mascarilla en sí es de un tono muchísimo más intenso. 


Según nos indica La Mota, el modus operandi es humedecer el cabello y masajear el producto para ayudar a que penetre bien por cada mechón. Una vez puesta, actúa en 5 minutos, pero se puede dejar hasta 20 para conseguir una mayor intensidad. Hasta aquí la teoría. 

Y digo la teoría porque dicho así parece fácil, y lo es, lo difícil viene cuando te dispones tú a utilizarla sola en casa. El primer consejo que voy a dar en este punto es que siempre, siempre, siempre, uses guantes. Suena lógico, pero es un detalle en el que de primeras no caí, así que, a no ser que queráis pasaros los 5 días siguientes con las palmas de las manos de un color intenso (sí, lo digo por experiencia, así soy yo de simple y torpe) y muy difícil de quitar, en mi caso, verde, guantes siempre.

El segundo consejo que me veo en la obligación de dar es que utilices una camiseta a la que no tengas ningún tipo de aprecio. De esas de construcciones García o similar, porque al tener que ir pasando la mascarilla mechón a mechón, es más que probable que se manche y cuando la marca dice que pigmenta mucho, dice la verdad.

En este punto ya estamos listas para pasar a la fase divertida: El color. Esta parte es la que más mola, pero también la más importante, hay que ir mechón a mechón depositando el producto asegurándonos de que llega a cada rincón. Y listo, a esperar.




En mi pelo lo dejé bastante tiempo y tengo que decir que no me lo puse por todo, sino que lo utilicé sólo en la capa de abajo. El motivo no es otro que el tono, soy atrevida, pero ponerme todo el pelo verde esmeralda es demasiado para mi. A decir verdad, no esperaba grandes resultados porque mi pelo es oscuro y ningún producto de este tipo me ha cogido en nunca condiciones y al final acabo decepcionada, pero tengo que reconocer que en el caso de esta mascarilla, me sorprendí. 

El tono se nota y es intenso, incluso en mi pelo castaño bastante oscuro, y lo que más me llamó la atención es que no estaba ni estropeado, ni tieso ni tenía ningún síntoma de haber sufrido daño alguno, al contrario, estaba suave y brillante. Como digo, el color se notaba, pero como tengo el pelo oscuro, no podemos esperar el resultado de esas fotos que vemos últimamente por Instagram, para conseguir eso, sí o sí, hay que decolorar... O ser rubia.




Y aquí es donde entra mi sobrina, que no se le escapa una, notó el color en mi pelo y, como buena adolescente, se ofreció a ponerse el pelo verde sin pensárselo. Ella es rubia, de pelo rizado y quería el pelo verde, y yo quería comprobar cómo quedaría el color en pelo claro, así que nos pusimos a ello. Le puse la mascarilla en mechones sueltos para que el color se mezclara en sus rizos y lo dejamos actuar 15 minutos. No sé si disfrutó más del proceso o de ver cómo caía el agua verde al enjuagarse (eso sí, la ducha/bañera hay que limpiarla después). El resultado en su pelo fue muchísimo más evidente que en el mío. El color verde de la mascarilla se mezcló con su rubio y el resultado fue un verde esmeralda muy intenso. Al secar su pelo, los mechones coloreados se mezclaron con sus rizos y el resultado le encantó, tanto, que repitió una vez más y aún reservo un poco para ponérsela en las vacaciones de verano.

Con respecto a la duración, La Mota nos dice que al ser pigmento natural, va desapareciendo gradualmente, y así fue. En mi pelo dejé de notar el color al cuarto lavado, ella tardó alguno más, pero ambas cabelleras volvieron a su color natural sin dejar rastro alguno de color.


Mi experiencia personal con el verde no ha sido muy larga, pero la verdad es que no me importaría repetir con algún tono más cálido, porque lo cierto es que el color se nota aún en pelo oscuro y es algo con lo que no contaba.

Esmaltes 5 Free MIA Cosmetics



Que la primavera implica color es algo que es evidente. Es llegar abril y todo se empieza a llenar de colores de una forma maravillosa. A mi, que soy una persona que se contagia en seguida de esta alegría, me pasa lo mismo y es llegar esta época y rescatar todo el colorido, también para las uñas.

En esta entrada voy a hablar de algunos de los esmaltes y tratamientos para las uñas de Mia Cosmetics, una marca que se caracteriza por crear esmaltes con una gama inmensa de tonos y tratamientos para las uñas, todos ellos con una cosa en común, ser 5 free, es decir, libres de touleno, BPD, formaldehído, alcanfor y resinas de formaldehído, que permiten dar color y cuidar la salud las uñas al mismo tiempo.

Mia me dio la oportunidad de elegir uno de sus tonos y probarlo, y yo ilusa de mi, creí que sería justo eso lo que me enviarían, pero no. Unos días después llegó a casa una cajita preciosa con cuatro de sus productos: Un tratamiento blanqueador y fortalecedor, un base coat, el tono que yo elegí, y un top coat. La presentación de la caja es muy bonita y ya me dejó muy buen sabor de boca, y es que una buena presentación puede marcar, sin duda, la diferencia. 



Los cuatro productos se presentan en el mismo frasco, cuadrado y clásico, y cada uno contiene 11ml de producto que dan para muchas veces. No he dejado de utilizarlos desde que llegaron y todavía no he notado el bajón en ninguno de ellos. 

Vamos a verlos en detalle.



Tratamiento 2 in 1 Bright Look:



El único de los cuatro que se presenta dentro de una caja de cartón que nos explica qué es y sobre todo, qué hace. 2 in 1 es una base blanqueante y fortalecedora que promete corregir las uñas amarillas, manchadas y con aspecto poco saludable. Está formulada con extracto de flor de porcelana que, confieso que he tenido que buscar porque desconocía totalmente su existencia, pero según nos cuentan desde Mia, consigue dar brillo y tiene propiedades curativas e iluminadoras.

Mis uñas son, aparentemente, normales, no presentan manchas amarillas ni irregularidades que me preocupen, pero sí que tengo, de siempre, un problema de debilidad con ellas, y es que muy a mi pesar se me parten en seguida, y me es muy difícil dejarlas largas, siempre que lo intento acaba rompiéndose alguna más pronto que tarde y me obliga a limar el resto. 



El acabado de 2 in 1 Bright Look en las uñas es precioso. No os asustéis por el color en el bote, las uñas no quedan blancas, ni mucho menos, pero sí que da un leve tono nacarado que hace que se vean mucho más bonitas. Una vez seco, no brilla demasiado, quizás un ligero toque satinado nada escandaloso, es totalmente nude pero a la vez consigue realzar el tono natural de la uña haciéndola mucho más bonita a la vista. También noto más blanca la parte larga de la uña (lo que sobresale del dedo), así que podría decirse que el efecto cosmético que consigue es el de una especie de 'manicura francesa natural'.

Con respecto a la parte de tratamiento que posee, sí que es verdad que en seguida las endurece. Llevando el tratamiento puesto es mucho más difícil que las uñas se me doblen, todo un logro teniendo en cuenta que suelen ser como mantequilla. Me gusta utilizarlo los días previos a pintarlas con color porque el resultado me gusta mucho y parece que el esmalte posterior, al estar las uñas más fuertes, también dura más. Además me hace las veces en ocasiones especiales en las que no quiero llevarlas pintadas, pero sí quiero que se vean bonitas.



Strengthen Base Coat:


Esta base ligeramente rosada y rica en vitamina E, es un paso previo al color que nos ayudará a alargar la duración del tono que pongamos tras ella. Además, también sirve como base alisadora, eliminando posibles estrías en la uña para que el color quede liso y uniforme.  

En el bote se ve rosa, pero una vez puesta en la uña, el color desaparece por completo y sólo notaremos una finísima capa de brillo satinado. Lo que más me ha gustado es que se seca casi al instante, para mi algo fundamental, que si ya me gusta poco quedarme sin manos cuando me pinto las uñas, si añado el base y el top coat, la cosa puede alargarse media tarde, y muchas tardes mi paciencia no da para tanto. Con este, mientras pinto la segunda mano, la primera está seca, y bastan un par de minutos para poder pasar tranquilamente al color.





He utilizado el color con y sin él para comprobar su efecto y la diferencia, según un minucioso estudio llevado a cabo en mis propias manos, es de tres días, incluso cuatro si no es una semana movida en la que me dedique a trasplantar flores y demás quehaceres que merman la duración irremediablemente. No está nada mal. El esmalte posterior se adhiere mucho mejor y queda más homogéneo, lo que facilita mucho la manicura e incluso me ahorra poner dos capas de color.




Tono Crimson Cherry:




Llegamos a la joya de la corona de este gift box, el color. Crimsom Cherry es, como ya podemos hacernos una idea por el nombre, un tono cereza. Un rojo-rosado que me encantó nada más verlo en el catálogo. Al ser un tono medio, ni muy oscuro ni muy claro o chillón, lo encontré muy versátil, y creo que puede ser ideal tanto en primavera como en otoño. 

El pincel es una maravilla. En forma de abanico, ideal para cubrir toda la uña fácilmente y de una sola pasada. La textura es líquida, y así se sigue manteniendo con los usos. Es algo que considero fundamental en un esmalte de calidad. Nada me gusta menos que un esmalte que empieza siendo líquido y a los tres usos pasa a ser pastoso e incontrolable. No es este el caso, mantiene la textura del primer día.



El resultado en mis uñas es, quizás, un poquito más claro a como puede verse en el botecito. En cualquier caso es exactamente el tono que esperaba, un color intenso, vivo, de acabado brillante y lustroso. 

Su duración es muy buena, aunque utilice las manos bastante, dura de cuatro a cinco días perfecto. Luego empieza a desvanecerse por las puntas, al menos así ha sido todas las veces que lo he utilizado, lo remarco porque creo que es igualmente importante saber la forma que tiene un esmalte de 'envejecer'. No valoro igual uno que empieza a saltar en trozos que otro que simplemente, se va desgastando.



Gel Efecto 3D Top Coat:


Como ya he dicho, el acabado del color es brillante, pero si queremos acentuarlo todavía más o dar un efecto de uñas de gel que están tan de moda, tenemos, también, un top coat que nos ayudará a conseguirlo. Además, promete (también) alargar la duración del esmalte.

Nunca he utilizado los tres a la vez (base, color, top coat), sino que, como ambos prometen alargar la duración, me limito a utilizar uno u otro dependiendo de mis necesidades o el acabado que busque en cada momento. Este gel hace que el color brille mucho más y conseguimos un resultado más 'grueso'. Su textura es más densa y se encarga de sellar el color y aumentar el volumen. Mis uñas son muy muy finas y me encanta este tipo de acabado, en cambio, mi madre que es de uñas gruesas y fuertes, no los quiere ver ni de lejos. Esto es, como todo, cuestión de gustos y necesidades.


Alarga la duración del color el mismo tiempo que la base, es decir, la diferencia de utilizarlo o no es de tres a cuatro días más, dependiendo de cómo y para qué utilicemos las manos, y consigue que el desgaste que comentaba antes, no sea tan evidente. Me sorprendió también lo rápido que se seca, al ver la primera vez que su textura es más 'gordita' que la de sus hermanos de gama, creí que implicaría más tiempo de secado, pero lo cierto es que no es así y seca con bastante rapidez.



Estos cuatro han sido mi primer contacto con la marca, pero no será el último. Su gama de colores variada y de tonos vivos y modernos, probablemente haga que caiga con más de uno de cara al buen tiempo.





Agua de Colonia Albayzín de Ajedrea



Agua de Colinia Albayzin Ajedrea


Como ya comenté hace algunas semanas por Instagram, hace unos meses tuve la suerte de trabajar con Hugo, fundador de Ajedrea, realizando una sesión de fotos para sus aguas de colonia. Tras ella, Hugo me ofreció quedarme con una de ellas para que la probara. Tengo que decir que la elección no fue fácil, tuve oportunidad de oler las cuatro y lo cierto es que todas me gustaron mucho, son frescas, muy agradables, y con aromas que transportan directamente a la naturaleza, pero finalmente decidí que sería Albayzín la que se quedaría conmigo, y es que de cara a la primavera, creo que es un olor perfecto para el día a día.


Ajedrea es una marca de cosmética natural granadina, que lleva más de 11 años valiéndose de ingredientes naturales para elaborar una cosmética de autor sana y con conciencia. No es la primera vez que hace acto de presencia en el blog, hace unos meses ya os hablé de algunos de sus productos y en aquella ocasión ya contaba lo mucho que me había gustado la experiencia con la marca. Su protector labial de azahar me encantó y el contorno de ojos (con su característico olor a romero) lo utilizamos en casa hasta terminarlo.

A día de hoy, cuentan con cuatro aguas de colonia: Ajedrea, Garnatha (la única masculina), Valentina y Albayzín. Todas ellas están elaboradas de forma artesanal, utilizando materias primas naturales y procesos tradicionales, y prometen ser respetuosos tanto con nuestra piel como con el medio ambiente.




Agua de Colinia Albayzin Ajedrea



Albayzín es un agua de colonia fresca, floral y sobre todo, natural, y con esto último me refiero a que olerla es como oler directamente las flores de las que se compone. Sus notas son azahar y jazmín, y su composición es únicamente aceites esenciales de ambas flores maceradas en alcohol natural en frío y agua floral de jara, que sustituye a los fijadores artificiales, por su potencia fijando los aceites esenciales. 

El aroma de este agua de colonia es una delicia, utilizarla es como pulverizar jazmines y azahares directamente sobre la piel, es fresca y en ningún momento abruma, y lo dice alguien que, aunque amante de los perfumes, prefiere otras gamas olfativas. Por su intensidad y duración es un olor ideal para el día a día y para la primavera o época de calor. En la descripción de la web, Ajedrea nos dice que está inspirada en el emblemático barrio de Granada, de ahí su nombre, pero después de olerla, creo que podría decirse que es un homenaje a Andalucía en general.


Agua de Colinia Albayzin Ajedrea


Su duración es media, no debemos olvidar que estamos hablando de un agua de colonia y  no de un perfume, cuya diferencia radica en la proporción de aceites esenciales y alcohol (y consecuentemente en el precio, claro), por esto mismo creo que es ideal para uso diario, para después de la ducha o para épocas de calor en las que no apetezcan olores tan intensos. Me sorprendió mucho su duración si se pulveriza sobre la ropa, siempre suelo pulverizar sobre la piel, pero un flus más sobre la parte superior alarga la duración notablemente, sintiéndose igualmente fresca al paso de las horas.

No es una colonia cambiante. Creo que es importante comentar esto porque he utilizado otras que me han encantado al momento de ponerlas, pero que con el paso del tiempo acaban mutando a olores no tan agradables. Albayzín mantiene su esencia fresca y floral hasta desaparecer sin transformar su aroma en ningún momento.

¿Es para mi? Si te gusta el olor a jazmín y azahar, los aromas frescos, naturales, y florales, sí. No es un aroma floral conseguido, es un aroma floral fresco y puro. 


Los envases contienen 100ml y puedes encontrarla aquí.


Dudé muchísimo cuál elegir porque todas tienen un encanto especial que las hace únicas, lo que sí tengo claro es que no descarto hacerme con más o incluso volver a repetir con Albayzín cuando la termine.