Featured Slider

Maquillaje natural: Colorete Dúo y Terracotta Lepo de Natecos



Como comenté hace un tiempo por Instagram, estoy probando desde hace unas semanas dos productos de la marca Lepo gracias a Natecos, una web de reciente creación que comercializa la marca. Los chicos de la web se pusieron en contacto con algunas Bloggers para darnos a escoger, de entre todos los productos de la marca, dos de ellos a nuestra elección para probarlos.

Si algo hay que todavía considero mi asignatura pendiente en el mundo de la cosmética, es el maquillaje natural. No es que esté planteándome dar un salto definitivo porque no siento que sea el momento y encuentro cosas en el maquillaje tradicional que me interesan y no voy a dejar de utilizar al menos, por ahora, pero sí quiero ir poco a poco introduciendo algún producto natural e ir poco a poco, probando y sobre todo, comparando.

Precisamente por esto tuve claro desde el principio que mi elección con Lepo sería su maquillaje. Tratamientos tengo de sobra y además, estoy planteando un cambio en mi rutina ahora que empieza el buen tiempo y empiezo a prescindir un poco más de la artillería pesada, así que era la ocasión perfecta para elegirlo. Me decanté por dos de sus productos en polvo porque consideré que sería más fácil acertar con ellos y la comparativa podría resultar positiva, digamos que quería empezar, en la medida de lo posible, con buen pie. Y así fue como llegaron a casa el Colorete dúo y los polvos Terracotta de la marca.

Para empezar a situarnos un poco, Lepo es una marca de cosmética natural italiana que desde 1984 produce productos, muchos de ellos (aunque no todos) Bio y certificados, con un alto porcentaje de ingredientes naturales y ecológicos que cuida las fórmulas para que sean respetuosas con todo tipo de pieles.  Ahora sí, vamos a ver qué tal los dos que yo escogí.

Colorete Duo Bio & Vegan Blusher


Certificado por Ecocert y apto para veganos, este colorete contiene 7 gramos de producto y se compone principalmente de pigmentos minerales y polvo de maíz. Tiene dos tonos aunque la diferencia una vez en el rostro es mínima, es más, suelo utilizarlos es en conjunto, es decir, pasando la brocha indistintamente por ambos y de ahí a los pómulos. Quizás podría destacar que el tono más claro es más luminoso, mientras el segundo, además de tener la misma luz, aporta más color, pero vamos, la diferencia es mínima. 



Ambos tienen un tono rosado y un acabado satinado que queda muy bonito en la piel, es de esos acabados que aportan una luz que parece propia. Este resultado me gusta tanto que para mi, casi deja el color en segundo lugar. Pero el color también se nota. El primero de ellos (izquierda) es un poco más oscuro que el primero, y lo definiría como un rosado-tostado, cuando lo utilizo solo, lo hago a discreción porque no es un color intenso o excesivo, el resultado es discreto. Es un tono que favorece, en mi opinión, a todas las pieles, mi subtono es amarillo y aunque ya he dicho que suelo utilizarlos juntos, este deja un aspecto de piel saludable y buena cara que me ha gustado mucho, sobre todo para diario.



El segundo tono (derecha) podría decirse que es hermano del primero, un tono más claro y también de acabado satinado y de nuevo una luz que queda muy bonita en la piel. Otro uso que le encuentro es encima de otro colorete más potente y mate al que quiera aportar un nuevo acabado, eso sí, siempre que el primero sea de subtono rosado. Precisamente por esto los utilizo juntos, creo que uno aporta más color y el otro, más luz, eso sí, en ambos casos destaca su discreción. En conjunto, el resultado es unas mejillas con un tono 'buena cara' y acabado luminoso.

Sí he notado que debo dar con la brocha algunas pasadas más que con otros coloretes, pero el resultado me gusta mucho y lo esperaba, no sé por qué, mucho más mate o seco. De duración no andan mal, no es el que utilizaría por ejemplo, para una boda en la que tenga que esta muchas horas maquillada, pero sí para salidas informales varias o maquillajes de diario, el tono aguanta unas horas perfecto y después desaparece progresivamente antes que la luz que aporta, que permanece en la piel durante más tiempo.


La lista de ingredientes es:

MICA, ZEA MAYS STARCH/ZEA MAYS (CORN) STARCH*, HECTORITE, ISOAMYL LAURATE, SILICA, AQUA (WATER), LAUROYL LYSINE, SQUALANE, POLYGLYCERYL-3 DIISOSTEARATE, OCTYLDODECANOL, SORBIC ACID, BENZYL ALCOHOL, DEHYDROACETIC ACID. (+/-) MAY CONTAIN: CI 77891/TITANIUM DIOXIDE, CI 77491/IRON OXIDES.


Terracotta Bio:

El segundo producto que elegí fue con vistas al verano. No suelo coger muchísimo color porque soy de factor 50 perenne y aunque este verano tengo intención de probar algún autobronceador, siempre me gusta utilizar polvos de sol y, en la medida de lo posible, prescindir de la base en los meses de más calor. 

Este de Lepo está compuesto por un 99,55% de ingredientes naturales, de ellos el 10,55% proceden de la agricultura biológica. Entre sus ingredientes encontramos almidón de maíz biológico y arcillas naturales, que serán las que aporten el color. Promete dejar la piel suave, sedosa y ser de larga duración.



De nuevo nos encontramos de bruces con la luz. Nada más meter el dedo me encontré con un acabado satinado que en principio me sorprendió. Siempre digo que me gustan los productos que aporten luz al rostro, pero acostumbrada a los polvos de sol de acabado más mate, no sabía si me entendería bien con ellos.

Es un tono tostado, cálido, y una vez en la piel no tira nada al naranja, es más bien un tono cobrizo, muy bonito. Es un color que se puede utilizar perfectamente también como colorete. No se nota artificial aunque sí lo noto todavía un pelín oscuro para mi a estas alturas de la primavera, así que por ahora lo estoy utilizando más como colorete que como polvos de sol. Tiene microdestellos, nada exagerado, pero los tiene, así que si buscas bronceadores mate este quizás no sea el tuyo, porque aunque una vez en la piel no se noten, sí es evidente que el acabado que deja es 'jugoso', el tono es ideal para el verano, una vez que la piel tiene un poquito de tono.

De pigmentación va sobrado, de hecho hay que ir con mesura y no apretar la brocha demasiado y descargar antes de llevarla a la cara si no queremos sobrecargar, y se difumina fácilmente. Se adhiere perfectamente a la piel y su duración es alta, me aguanta la jornada perfectamente y al desmaquillar ahí sigue, sin ningún problema. Creo que va a ser un buen aliado en los meses de más calor, época en la que empiezo a notar la piel más apagada y será cuando más caña empiece a darle. 

Los dos productos se presentan en el mismo envase blanco, de plástico, bastante simple y sin espejo (algo que, poniéndome tiquismiquis, echo de menos) y la única forma de diferenciarlos si están juntos es leyendo la pegatina de la trasera. 


La lista de ingredientes es:

Zea Mays (Corn) Starch*, Hectorite, Isoamyl Laurate, Silica, Aqua/Water, Lauroyl Lysine, Polyglyceryl-3 Diisostearate, Squalane, Octyldodecanol, Sorbic Acid, Benzyl Alcohol, Dehydroacetic Acid. (+/-) May Contain: C.I. 77019/Mica, C.I. 77891/Titanium Dioxide, C.I. 77491, C.I. 77492, C.I. 77499/Iron Oxides.


Ambos productos cumplen bien su función y mi estreno con este tipo de producto natural ha sido muy buena, de hecho el colorete se ha venido conmigo de viaje y ha sido el único que he utilizado cada día. La próxima parada en mi andadura con el maquillaje natural serán los productos en crema.



Mascarilla de Lavanda y Nenúfar y Agua Reveladora de Orquídea y Pensamiento Silvestre Archangela



Mascarilla de Lavanda y Nenúfar y Agua Reveladora de Orquídea y Pensamiento Silvestre Archangela

Archangela es una marca que tenía muchas ganas de probar. La cosmética natural es algo que ya considero parte de mi día a día y cuando la marca además es española, me da un motivo extra para llamar mi atención. 

Conocí la marca hace ya algún tiempo y lo primero que me llamó la atención fueron sus envases sobrios pero con un punto 'alegre', desenfadado y colorido, lo segundo, sus ingredientes naturales y orgánicos, y lo tercero, sus precios, que son precisamente el motivo por el que he tardado tanto en estrenarme con ella.

Hace varios meses tuve la suerte de ganar un sorteo y el premio eran precisamente, dos de sus productos: El agua Reveladora de belleza y la mascarilla de lavanda y nenúfar. Desde entonces he estado probando ambos productos y ahora sí, ya es hora de que la marca aparezca por el blog. Vamos a verlos.

Mascarilla de Lavanda y nenúfar

Mascarilla de Lavanda y Nenúfar Archangela

Es una mascarilla reparadora, apta para todo tipo de pieles que dice hidratar, mejorar la textura y firmeza de la piel a la vez que la alivia. Sus activos son Caesalpina espinosa y Chicorius Intybus para tensar la piel, Rhodiola Rosea, que 'activa la liberación de endorfinas y proporciona bienestar a la piel', Buchú, procedente de Sudáfrica y que se encarga de disminuir el tamaño de los poros y afinar la textura de la piel, aceite de algodón y extracto de nenúfar que otorgan aspecto aterciopelado y luminoso, y Ruibarbo, que prolonga el efecto de hidratación de la piel. Además, contiene lavanda que le añade ese efecto relajante y la acción regeneradora de la planta.

A excepción de la lavanda, el algodón y el nenúfar, todos los activos eran desconocidos para mi y de ahí mi curiosidad por utilizar productos con principios tan exóticos y poder valorar de primera mano sus efectos.


Mascarilla de Lavanda y Nenúfar  Archangela

El color y la textura de esta mascarilla me sorprendieron a partes iguales. Tiene un tono azulón y una textura entre viscosa, líquida y gelatinosa y que hace un poco dificultosa la aplicación. El olor a lavanda es bastante intenso y se hace notar nada más abrir la tapa.

A la hora de utilizarla, lo mejor es valerse una brocha, con los dedos es misión imposible y la espátula que trae el producto se me hace pequeña para poder posarla de manera uniforme por todo el rostro. Una vez puesta, hay que dejarla posar (según la marca) 5-20 minutos. A mitad del proceso, la marca indica que hay que rociar el rostro con el Agua Reveladora y dejarla hasta que seque de nuevo. Recomiendo encarecidamente que sean, al menos, 15 minutos, porque si no retirarla será una tarea muy difícil.


Mascarilla de Lavanda y Nenúfar  Archangela

Y es que otra curiosidad es el modo en el que se retira. Una vez seca, el modo de quitarla de la piel es enrollarla sobre sí misma, es decir, es una mascarilla que no se enjuaga con agua, sino que se elimina de la piel en seco.

Mi primera experiencia con ella fue, cuanto menos, rara. No la dejé secar el tiempo suficiente y quitarla fue casi misión imposible, tanto, que terminé enjuagándola con agua y aún así me costó lo mío librarme de ella. Las siguientes veces entendí que es un producto que necesita su tiempo, y aún así, si no está seca de forma homogénea, no es totalmente cómoda de quitar. 

Mientras está puesta no tira, ni aún estando seca, es cómoda y una vez en la piel no se escurre, con el paso del tiempo se va secando poco a poco y entonces, una vez seca, la retiro. El resultado es una piel más luminosa, pero sobre todo destacaría la suavidad con la que queda después de utilizarla. Con respecto a los poros no he notado mucho, lo que sí destaco es el nivel de hidratación que la piel tiene después. Está 'rellena', descansada, con una sensación agradable. En este sentido sí que me ha gustado bastante.


Mascarilla de Lavanda y Nenúfar  Archangela


La lista de ingredientes es:

Aqua (water), Algin, Glycerin, Propanediol, Benzyl Alcohol, Propylene Glycol, Cichorium Intybus Root Oligosaccharides, Avena Sativa Seed Extract, Butylene Glycol, Alcohol Denat, Gossypium Herbaceum Seed Oil, Lavandula Officinalis Flower Oil, Algae extract, Decyl Glucoside, Parfum, Potassium Sorbate, CI77007, Dehydroacetic Acid, Nymphaea Alba Flower Extract, Silybum Marianum Fruit Extract, Triticum Vulgare Seed Extract, Medicago Sativa Extract, Glycerine Soja Oil, Raphanus Sativus Seed Extract, Rheum Rhaponticum Root Extract, Silica, Aloe Barbadensis Leaf Juice Powder, Barosma Betulina Leaf Extract, Rhodiola Rosea Root Extract, Caesalpinia Spinosa Gum, Tocopherol, Gluconolactone, Sodium Benzoate, Citric Acid, Dextrin, Beta-Sitosterol, Phenoxyethanol, Spirulina Officinalis Leaf Extract, Millefolium Flower Extract, Humulus Lupulus Cone Extract, Chamomila Recutita Flower Extract, Viscum Album Extract, Squealene, Sodium Citrate, Sodium Phosphate, Calcium Gluconate, Linalook, d-Limonene.

La fórmula es un coctel de hierbas y activos, y aunque yo por mi tipo de piel preferiría que prescindiera de alcohol, no la he sentido en ningún momento agresiva con la piel. Es una mascarilla que se disfruta por su olor, textura y sobre todo, resultado. Considero que es ideal para pieles secas o deshidratadas porque el resultado es una piel muy confortable.

Agua Reveladora de Belleza de Orquídea y Pensamiento Silvestre


Agua Reveladora de Orquídea y Pensamiento Silvestre Archangela

Con este nombre tan pomposo se presenta este producto que promete ser un 'splash de confort y luz inmediata'. Cuenta con activos como el agua glaciar con alto grado de pureza, extracto de orquídea y pensamiento silvestre que se encargan de remineralizar y aportar vitalidad, hidrolato de yuzu que purifica y clarifica la piel y hemiescualeno, que nutre y mejora el metabolismo celular. De nuevo encontramos activos nada convencionales. 

Tenía muchísimas ganas de probarla, casi más que la mascarilla, pero lo cierto es que este producto y yo no empezamos con buen pie. El hecho de que sea bifásico y que en una de las partes de vieran chispitas brillantes, de primeras, no me hizo gracia. No sé exactamente de dónde provienen, pero esa luz que promete me gustaría que fuera algo a nivel de tratamiento (que probablemente también lo sea) y no físico, así que sentí una pequeña decepción al verlo. 

Archangela nos dice que se puede utilizar sola o junto con la mascarilla, así que la primera vez quise utilizarla sola para comprobar el resultado. Y aquí vino mi segunda decepción. No sé si será cosa de mi bote o es algo general, pero al apretar el pump, lejos de una bruma, sale un chorro dirigido a un solo punto de la cara. Obviamente no me gusta sentir un chorro de líquido en la cara y aunque es algo físico, es un detalle que no puedo perdonar a un producto que cuesta 39€. 

Una vez pasado el momento 'chorro', me dispuse a ver el resultado, que sí me gustó, aunque con un pero. Las chisipitas que se veían en el bote no dejan evidencia alguna en la piel, cosa que agradecí, y la verdad es que la piel se ve más luminosa y más fresca que antes de usarla, pero el producto deja un rastro pegajoso en ella. He tenido paciencia, pero finalmente llego a la conclusión de que no es un producto cómodo, porque este rastro no llega a desaparecer, la sensación siguió ahí hasta que decidí terminar con ella y lavarme la cara. En este punto descarté utilizarla por sí sola y me limité al uso junto a la mascarilla. No quiero imaginar qué pasaría si la utilizo encima del maquillaje, uno de los usos que la marca recomienda hacer de ella.

Junto a la mascarilla, la cosa cambia. La refresca de forma que podemos disfrutar de ella más tiempo y además añadimos nuevos activos que dan un resultado más potente, pero sigue teniendo el pero del chorro, así que toca cerrar los ojos e intentar que llegue a todo el rostro sin fallar, y para ello necesito más producto del que realmente haría falta si al pulsar saliera una bruma. Utilizándolo en conjunto creo que potencia bastante el efecto luminoso que promete la primera y deja la piel con un aspecto muy bonito, fresco y con una luminosidad que parece (y de hecho es) propia. Pero el tema del vaporizador que no vaporiza y la sensación pegajosa que deja en la piel y que creo que limita muchísimo el modo de utilizarla, hacen de ella un producto con el que no volveré a repetir. 

Es una pena porque, de no haber dejado esta sensación, para mi sería un producto ideal para utilizarlo tras maquillarme o a modo de bruma después de la rutina de día. Igual el problema es, precisamente, que la cantidad de producto que sale cada vez es excesiva, que al no ser homogénea ni una ligera bruma, el exceso de producto da lugar a este resultado. No lo sé, en cualquier caso mi experiencia es la que es y así os la cuento.


Mascarilla de Lavanda y Nenúfar y Agua Reveladora de Orquídea y Pensamiento Silvestre Archangela

La lista de ingredientes es:

Aqua (Water), Glycerin, Calcium Gluconolactone, Centaurea Cyanus Flower Water, Calcium Lactate, Citrus Junos Fruit Water, Benzyl Alcohol, Calcium Ketogluconate, Ledum Groenlandicum Extract, Hydroogenated Farnese (vegetal), Parfum, Cichorium Ketogluconate, Root Oligosaccharides, Dehydroacetic Acid, Spirulina Platensis Extract, Potassium Sorbate, Sodium Benzoate, Mica, Viola Tricolor Extract, CI77289, Dextrin, CI77891, Caesalpinia Spinosa Gum, Gluconolactone, Sodium Citrate, Orchis MAscula Extract, Sodium Phosphate, Citric Acid, Linalool, d-Limonene.

Archangela es una marca que tenía muchísimas ganas de probar y la verdad es que mi estreno ha sido cuanto menos, variado. Tengo en mi lista de deseos sus productos más famosos, el Aceite de la Reina y la Crema de Arroz y Vid Roja, que si algún día tengo la suerte de probar (muestras aparte), espero se conviertan para mi en la gran apuesta de esta marca.


Contorno, agua micelar y BB Cream de Herbera Bio

Herbera Biocosmetica


La entrada de hoy viene llena de cosas bonitas ya no sólo por fuera, que también, sino también por dentro. Y es que últimamente están saliendo al mercado marcas cuya filosofía, forma de hacer las cosas y conciencia con el medio y los medios no hacen más que darnos alegrías a aquellas personas que apostamos cada vez más por cuidar la piel con productos naturales y una belleza 'slow'. Herbera es una de ellas, y hoy voy a contaros mi experiencia con tres de sus productos. Pero como siempre, empezamos por el principio.

Herbera es una marca muy joven, cuentan con tan solo 7 meses de vida, y ya se ha hecho un hueco en el mundo de la cosmética natural. Su apuesta es una cosmética libre de tóxicos, vegana, con ingredientes 100% naturales y cultivados con procedimientos orgánicos. Sus productos están basados siempre en ingredientes sostenibles con el medio ambiente y es una marca perfecta para los amantes de la cosmética de la tierra, pues es 'made in Spain', concretamente de Madrid, donde está ubicado su laboratorio.


Como comento más arriba, he probado tres de sus productos: El agua micelar, el contorno de ojos y la BB Cream, así que vamos a verlos que en la entrada de hoy hay mucha tela que cortar.


Agua Micelar Rosa de Damasco:

La destilación de estas rosas dan lugar a un 'delicado y aromático hidrolato' que, junto al aceite de rosa mosqueta, promete limpiar y tonificar la piel en un solo paso. Utiliza como tensioactivo el aceite rojo de Turquía y en la fórmula también podemos encontrar la mirra, regenerador cutáneo y antiarrugas e hidrolato de geranio, ingrediente que me encanta porque noto su efecto muchísimo al más mínimo uso. No contiene parabenos, Etalonaminas, propilenglicol, derivados del petróleo ni ningún otro tóxico, es vegana y ecológica.

Agua micelar Herbera Bio

Su olor es buenísimo. Rosa pura, pero no el tipo de olor que asociamos a antiguo, no, es un olor fresco y delicado, muy agradable y que se percibe totalmente natural, es lo que primero destaco porque al ver que lleva más de un hidrolato pensé que el olor quizás fuera menos agradable, pero nada más lejos, es estupendo.

Soy muy fan de las aguas micelares para desmaquillar y quitar 'lo gordo' y pasar después a la limpieza al agua. No pido que arrastren todo el maquillaje porque siempre paso al jabón, pero esta lo hace. Quizás se le resisten un poco las máscaras más potentes, pero para mi, que me maquillo al completo de pascuas a ramos, es ideal. No agrede nada la piel, no la deja tirante ni con sensación de sequedad, al contrario, queda fresca y calmada, con buena sensación. 

Es un producto que cumple lo que tanto me gusta y valoro en cosmética, disfrutar del producto no sólo por su funcionalidad, sino también a otros niveles como su textura y/o aroma. 

Sus ingredientes son:

Hidrolato de Rosas (Rosa Damascena Distillate), Hidrolato de Geranio (Pelargonium graveolens fruit water), Aceite de Rosa mosqueta (Rosa Moschata Oil), Glicerina vegetal (Glycerin), Aceite rojo de Turquía (Sulfacted Castor oil), Leucidal, Aceite Esencial de Mirra (Commiphora Myrrha Oil), Limonene*, Linalol*, Geraniol*, Eugenol*
*Componentes de los aceites esenciales ecológicos certificados.

El envase contiene  200ml y puedes encontrarlo aquí.

Contorno de Ojos de Ácido Hialurónico, Café Y Ginkgo:

Contorno de ojos Herbera Bio

Es, quizás, la joya de la corona de los tres que he probado. Este contorno aúna las propiedades hidratantes del ácido hialurónico, las descongestivas del café, el agua de hamamelis, aceite de jojoba y ginkgo biloba. Un todo en uno. Además entre sus ingredientes encontramos onagra para nutrir y regenerar, salvado de arroz, rico en Vitamina C, hierbabuena para aportar sensación de frescor y descongestión, y mirra.

Su textura en el bote es densa, y se nota un ligero olor a hierbabuena, aunque esto (y me parece importante recalcarlo) no se aprecia una vez en la ojera. Muy poca cantidad es suficiente y con esto hay que tener cuidado, porque una pulsación completa hará que terminemos desperdiciando parte del producto, así que hay que apretar el pump controlando que no salga más de lo necesario. Las primeras veces y hasta que acabamos acostumbrándonos, Mr. Nuez y yo terminamos compartiendo parte de una misma pulsación.



Contorno de ojos Herbera Bio


Una vez en el contorno hay que integrarlo a toquecitos suaves y masajear, la fórmula es densa y cuesta un poquito que termine de absorber y el rastro blanquecino de la crema desaparezca, pero merece la pena. Cuando la crema desaparece, queda en la ojera esa sensación que, sin ser para nada molesta, te hace notar que la zona está protegida y es algo que me gusta, si el contorno se absorbe demasiado rápido me da la impresión de que me falta densidad o esa capa de nutrición que espero de un contorno. Lo he (hemos) estado utilizando como contorno de noche y lo cierto es que el resultado lo he notado en los dos. En mi me gusta ese extra de protección que me deja ver por las mañana la zona mucho más descansada y sin rastro alguno de sequedad o tirantez. En Mr. Nuez noto cómo le reduce las bolsas y tiene la zona mucho más despejada y 'despierta'.

A los dos nos ha gustado mucho tanto la textura como el resultado, que además no tardamos mucho en ver. Tengo que decir que además cunde muchísimo, hace casi dos meses que ambos lo estamos utilizando cada noche y el bote tiene todavía cantidad suficiente para seguir utilizándolo una buena temporada.


Contorno de ojos Herbera Bio
La lista de ingredientes es:

Hidrolato de Hamamelis (Hamamelis Virginiana Distillate), Aceite de Jojoba (Simmondsia Chinensis Oil), Aceite de Salvado de Arroz (Oryza sativa oil), Aceite de Onagra (Oenothera biennis oil), Emulsionante vegetal (Cetearyl Alcohol, Cetearyl Glucoside), Ácido Hialurónico (Hyaluronic Acid), Extracto de Ginkgo Biloba (Ginkgo Biloba Extract), Manteca de Karité (Butyrospermum Parkii Butter), Vitamina E (Tocopherol), Cafeína (Caffein), Leuconostoc/Radish Root Ferment Filtrate, Aceite Esencial de Hierbabuena (Menta Spikcata Oil), Aceite Esencial de Mirra (Commiphora Myrrha Oil), Limonene*, Linalol*, Geraniol*, Eugenol*
*Componentes de los aceites esenciales ecológicos certificados.

El envase contiene 30ml y puedes encontrarlo aquí.

BB Cream ácido hialurónico, jojoba y pigmentos minerales:

Manteniendo la idea de BB Cream original, que en algunos casos se ha desvirtuado tanto que muchas veces aunque se llame así, no es tal, esta de Herbera unifica cuidado facial y base de maquillaje ligera. Para el cuidado cuenta con activos como el ácido hialurónico para hidratar, sésamo como antioxidante y jojoba para aportar elasticidad y nutrición. Para conseguir cobertura se vale únicamente de pigmentos minerales naturales. Además contiene óxido de zinc para añadir un extra, la protección solar.

BB Cream Herbera Bio


Pedí probar el tono más claro a sabiendas de que el oscuro sería demasiado para mi, y desde Herbera me enviaron también una muestra del tono oscuro. La última no la he utilizado y la primera he tardado en hacerlo porque el tono claro es para mi un poco oscuro. Pruebas en casa aparte, utilizarla no me ha sido posible hasta que el sol ha apretó hace unas semanas y mi blanco habitual empezó a desaparecer, y entonces se convirtió en mi BB Cream diaria.

Su textura al salir del bote es media, pero al difuminarla en el rostro se vuelve ligerísima, casi acuosa, y consigue que el aporte de hidratación sea muy evidente, esto mi piel seca lo agradece, soy de las que suele huir de las bases muy compactas que se 'beben' la poca agua que mi piel retiene y terminan cuarteándose. Una vez asentada en la piel, tiene un acabado semi mate, con un punto luminoso, y lo que más me gusta es la sensación de ligereza que deja. No se nota nada sobre la piel, y teniendo en cuenta su tono relativamente oscuro, creo que va a ser mi gran aliada este verano. 

Si buscas una cobertura alta, esta no es tu BB Cream, se limita a unificar ligeramente el tono y dar un aspecto buena cara, pero no cubre imperfecciones ni manchas. Digamos que el resultado podría resumirse en 'tu propia piel, pero mejor'. Creo que es un producto ideal para pieles secas o deshidratadas que busquen precisamente eso, mucha hidratación con una cobertura muy ligera o simplemente unificar. Su olor a menta le aportan ese punto de frescor que las pieles 'mustias' como la mía agradecerán.

La única pega que podría ponerle no está en el producto, sino en el envase, que al ser de cristal y bastante pesado, hacen que sea difícil de transportar o poco manejable a la hora de sacarlo de casa en viajes o salidas varias. 

La lista de ingredientes es:

Hidrolato de Rosas (Rosa Damascena Distillate),  Aceite de Sésamo (Sesamum Indicum Oil), Aceite de Coco Fraccionado (Caprylic/Capric Triglyceride), Aceite de Jojoba (Simmondsia Chinensis Oil), Oxido de Zinc (Zinc Oxide), Emulsionante vegetal (Cetearyl Olivate, Sorbitan Olivate), Ácido hialurónico (Hyaluronic Acid), Vitamina E (Tocopherol), Pigmentos minerales oxidos de hierro (Iron Oxides), Manteca de karité (Butyrospermum Parkii Butter), Leuconostoc/Radish Root Ferment Filtrate, Menta spicata oil, Litsea Cubeba Oil, Citral*,Limoneno*.
*Componentes de los aceites esenciales ecológicos certificados.

El envase contiene 50ml y se puede encontrar aquí.

 
Descubrir Herbera ha sido un placer para mi piel y también para mi olfato, la marca me deja, en general, muy buen sabor de boca y con ganas de más. En mi lista de deseos ya está su Aceite facial Bioactivo, que por sus ingredientes y las buenas críticas que tiene, no me puedo quedar sin probar.


Si estás leyendo esto, significa que la función de programar entradas de Blogger funciona perfectamente y si todo va bien, yo estaré ultimando detalles y haciendo la maleta con la intención de disfrutar de nuestras vacaciones de invierno (sí, más vale tarde que nunca), por este motivo, los próximos días estaré menos activa en las redes y vuestros blogs, 

¡Nos leemos a la vuelta!

Dafna's Recovery Cleanser

Dafna's Skincare Recovery Cleanser

Hace poco menos de dos meses que Dafna's Skincare presentó su última novedad, Recovery Cleanser, con el que la marca se lanzó a la piscina de los bálsamos limpiadores. A los pocos días del lanzamiento, Dafna contactó conmigo y me ofreció la oportunidad de probarlo y así, poder dar mi opinión sobre él.

Tengo que reconocer que, aunque conocía de oídas los bálsamos limpiadores y llamaban mi atención, nunca había probado ninguno, así que cuando lo estrené no sabía muy bien qué esperar de él y cómo usarlo para sacarle el máximo partido, pero empecemos por el principio.

Dafna's Skincare es una marca de alta cosmética natural certificada. Tras ella está su creadora, Dafna, naturópata, aromaterapeuta y formuladora de todos los productos de la firma. Si os interesa conocer un poco más su historia, podéis leerla en una entrada de este mismo blog, cuando probé su (fantástica) Moisture Summer Edition. A día de hoy cuenta con una línea completa de cosmética facial y también con un servicio de cremas personalizadas (que debe ser una delicia).

Recovery Cleanser:

Dafna's Skincare Recovery Cleanser

Recovery Cleanser se presenta como un bálsamo de aceites puros y bio que limpian, hidratan, y renuevan el cutis. Promete limpiar la piel en profundidad y llevarse con él toda la suciedad e impurezas, todo ello, sin obstruir los poros. Además, combate la oxidación de la piel a la vez que la nutre y reduce el estrés. Casi nada.

Su formulación es ya una delicia, al ser un bálsamo, la fórmula prescinde totalmente de agua y en los primeros puestos del inci encontramos aceite de oliva virgen, manteca de karité y aceite de almendras dulces. La fórmula continúa con aceites de argán y moringa, extractos de bambú y caléndula, aceite de soja, salvia y romero. Y para dar el toque sensorial que tanto aprecio en la cosmética, aceites esenciales de lemongrass y naranja, que le dan un punto cítrico para que, además de cuidar la piel, disfrutemos del producto también a otros niveles.

Dafna's Skincare Recovery Cleanser


Se presenta en un tarrito muy sobrio de cristal violeta para conservar el producto en las mejores condiciones posibles, que contiene 50ml. Nada más abrirlo sorprende el aroma cítrico, que no llega a abrumar pero es potente, y que a mi como amante de los olores cítricos, me encantó nada más abrirlo. La textura es muy compacta, si le damos la vuelta al bote no caerá ni una sola gota, quizás en verano sí lleguen a soltarse un poco los aceites, de hecho empezó a hacerlo un poco en los días de calor que tuvimos en Semana Santa, pero por ahora la fórmula sigue totalmente compacta. 

Para utilizarlo me ayudo de una espátula de plástico para evitar toquetear el producto con las manos y crear un ecosistema en el tarro, con la que cojo un poquito de producto. Recalco lo de poquito porque cunde bastante y la primera vez cogí demasiado, en la web recomiendan coger el tamaño de una perla y se ve que yo me imaginé una perla más bien grande. Una vez en la espátula lo paso a los dedos y lo caliento entre ellos, entonces la textura pasa a ser aceitosa y de ahí, a la cara, siempre con la piel seca.

Dafna's Skincare Recovery Cleanser

Con movimientos circulares, paso el producto por toda la cara y lo dejo un ratito para dar tiempo a que los aceites actúen y arrastren toda la suciedad, y de paso disfrutar de el aroma a naranja que me hace coger aire hasta casi el mareo más de una vez. Pasados un par de minutos y siempre con agua tibia (más bien tirando a fría), lo retiro ayudándome de una muselina de algodón. He probado a retirarlo sin ayuda de ella y lo cierto es que la textura se transforma en leche al contacto con el agua y no deja rastro incómodo, pero creo que con muselina la limpieza es mucho mejor, así que desde que lo incorporé a mi rutina, lo he utilizado con ella.



Dafna's Skincare Recovery Cleanser


No lo he probado como desmaquillante, al menos, no como uno al uso. La marca dice que deshace los restos y que limpia la piel, pero no me siento cómoda poniendo el aceite encima de la piel maquillada tal cual, así que prefiero empezar la rutina de limpieza con agua micelar y continuar con Recovery para eliminar los restos. Lo que sí he probado es a pasarlo por los ojos. Sé que mucha gente se aqueja de neblina blanca en los ojos tras utilizar bálsamos limpiadores y quise comprobarlo. Lo cierto es que no noté nada, arrastró los restos de maquillaje y mis ojos no escocieron, ni se irritaron, ni veía mal. Lógicamente, si se utiliza con mucho ímpetu sí puede empezar a notarse la vista un poco borrosa, nada exagerado como había leído, y esta sensación desaparece completamente al enjuagar. Para evitar esta sensación sólo hay que utilizar el bálsamo cuidando la zona de los ojos con el mimo que merece.
Dafna's Skincare Recovery Cleanser

Con el resto de la piel es un producto estupendo. Limpia perfectamente sin irritar absolutamente nada, es más, después de usarlo, lejos de sentirla tirante o notar cómo me pide desesperadamente hidratación, la siento muy confortable, nutrida, suave y luminosa

Para pieles secas es una delicia por sí solo, para pieles mixtas o grasas, es un producto ideal para la doble limpieza, es decir, utilizando tras él un limpiador al agua. Mi piel es seca y en ocasiones la noto deshidratada, seguramente será cuando avance la primavera y el calor haga acto de presencia cuando me anime a usarlo en un ritual de doble limpieza, por ahora lo utilizo solo, combinándolo únicamente cuando quiero una limpieza más profunda o voy utilizar una mascarilla.

Otra forma que he descubierto hace poco para poder disfrutar de este limpiador es dejando la muselina húmeda sobre la cara una vez que he puesto el producto en ella. Este método otorga una sensación de relajación mucho más profunda y pausada, y nos permite disfrutar del aroma de los aceites esenciales mientras limpian y nutren la piel. Ambas formas son una delicia para piel y también para el olfato.


Dafna's Skincare Recovery Cleanser
Dejo, como siempre, su lista de ingredientes al completo:

Olea Europaea Fruit Oil, Butyrospermum Parkii Butter, Prunus Amygdalus Dulcis Oil, Cetearyl Alcohol, Sorbitan Stearate, Lecithin, Disodium Cocoamphodiacetate, Argania Spinosa Kernel Oil*, Moringa Oleifera Seed Oil*, Helianthus Annuus Seed Oil*, Bambusa Vulgaris Extract*, Glycine Soja Oil, Calendula Officinalis Flower Extract, Salvia Officinalis Leaf Extract, Citrus Sinensis Peel Oil, Rosmarinus Officinalis Leaf Oil*, Cymbopogon Flexuosus Oil*, Squalane, Coco-Glucoside, Glyceryl Oleate, Maltrodextrin, Beta-Sitosterol, Tocopherol, Limonene*, Linalool*, Citral*, Citronellol*, Eugenol*, Geraniol*
* Organic active ingredient with Bio certification


El tarro contiene 50ml y puedes encontrarlo aquí.

Dafna's Skincare Recovery Cleanser




Recovery Cleanser ha sido mi primer bálsamo limpiador, pero me ha gustado tanto el resultado que no será el último. Con él he descubierto una nueva forma de limpiar la piel sin agredirla y además, nutriéndola. Soy muy fan de la cosmética que se disfruta a varios niveles, y en este sentido, este bálsamo cumple con creces.

Es el segundo producto que pruebo de la marca y ambos me han sorprendido gratamente. Dafna's no se conforma sólo con cuidar la piel, sino que hace de ello todo un ritual natural del que disfrutar a diario. Quizás el contorno de ojos sea el producto más famoso de la marca, y es el que espero tachar lo más pronto posible de mi lista.

Adiane: Cosmética natural online

Adiane: Kit Facial Grown Alchemist

Siempre suelo decir que los pequeños detalles pueden marcar una gran diferencia.  Destacar es, hoy día, una tarea que a priori parece difícil, pero creo que intentar marcar la diferencia gracias al cuidado de las pequeñas cosas puede ser muy positivo, más aún, en el mundo online.

De un tiempo a esta parte, las tiendas de cosmética natural y sobre todo las que comercializan marcas de alta gama se han ido multiplicado, hay muchas y, a priori, todas venden (casi) lo mismo y al mismo precio, por lo que diferenciar unas de otras es cada vez más difícil porque todas reúnen varios puntos en común: Buenas marcas, mismos precios, estética y presencia online limpia y elegante... Pero no todas son iguales.

Hoy voy a presentar Adiane, una web de cosmética natural que destaca gracias al cuidado y mimo que pone en cada pedido.


Adiane: Kit Facial Grown Alchemist

Adiane es una web de cosmética natural, orgánica y cruetly free, que justamente ahora acaba de cumplir su primer año de vida. Detrás de todo el proyecto está Irene, que tras finalizar sus estudios y trabajar en puestos relacionados con ellos, un día decide dejarlo todo y dedicarse a su pasión: La cosmética orgánica. Y así nació Adiane.

Ella misma se encarga de probar y seleccionar las marcas y productos que se encuentran en la tienda, todas de primera calidad. En la web podemos encontrar marcas como Grown Alchemist, S5 (sé que soy muy pesada, pero insisto en lo fantástico que es su Replenish Sérum), Archangela (una marca de cosmética natural española de la que hablaré próximamente), Glov, Atelier Cologne, Green People, Olivia Soaps, o Treats entre otras.

Irene sabe muy bien que, a la hora de comprar en internet, mucha, muchísima gente se frena en seco al comprobar los gastos de envío. Y es que en muchas ocasiones suponen una auténtica punzada a los precios que hacen que finalmente pensemos que no merece la pena pagarlos para lo que queríamos comprar, por eso Adiane ofrece gastos de envío gratis siempre, sea cual sea tu pedido y sin mínimo de compra. No es fácil encontrar webs donde no cobren la tarifa correspondiente al envío, muchas veces con precios desproporcionados con respecto a nuestra compra, así que este es otro (gran) punto a favor.

Con respecto al envío, que sea gratuito no quiere decir que sea lento, es más, los envíos son rapidísimos, la web promete que tu envío llegará por mensajería en 24 horas y si se realiza antes de las 18:00, llegará al día siguiente, el mío tardó justo eso, un día, y teniendo en cuenta que estoy en la otra punta de España, no seré yo la que se queje.


Adiane: Kit Facial Grown Alchemist

Una vez con el pedido en las manos, vamos a la chicha. El paquete viene siempre envuelto en papel de seda de diferentes colores, sellado con una pegatina con el logo de la marca. Una vez despegada descubrirás que tu pedido huele genial, y es que perfuman cada envío con un perfume de la tienda y te dicen cuál es en la nota de agradecimiento escrita a mano que también encontrarás en el paquete.

Otro detalle que a todas nos encanta ver en los envíos son las muestras, y en el caso de Adiane las encontramos en un sobre a modo de regalo, y cabe destacar que pueden ser bajo pedido, es decir, si te apetece probar algo en concreto, déjales un comentario cuando hagas el pedido, ellos se encargarán de hacerte llegar lo que tú quieres probar siempre que sea posible. No puedo dejar de comentar que hace tiempo gané un sorteo de la web en el que me tocaron dos productos de Archangela y le comenté a Irene que me encantaría probar el aceite de la reina de la marca, muestra que me incluyó y que valoré muchísimo, el aceite no es nada barato y, echando números, la muestra tiene un valor aproximado de 5€.

Por último, comentar que en cada pedido incluyen un llavero con la inicial de cada cliente hecha en una impresora 3D con materiales Bio degradables. El mío se puede ver en las fotos y lo tengo ya colgado en mis llaves.


Adiane: Kit Facial Grown Alchemist


Mi elección

Irene me dio la oportunidad de probar uno de los productos de la tienda y lo cierto es que me costó decidirme, pero teniendo en cuenta que en breve me voy de viaje varios días sin facturar, quise dar una oportunidad al Kit Facial de Grown Alchemist y tener así la ocasión de probar algunos productos de la firma que no conocía.


Adiane: Kit Facial Grown Alchemist

El Kit trae 5 productos de la marca, dos de ellos en tamaño venta y son:

-Gentle Cleanser: Limpiadora facial de rosa, bergamota y geranio, 50ml.
-Tónico facial rosa, ginseng y camomila, 50ml.
-Aceite facial Antioxidante de semillas de camelia y rosa mosqueta, 30ml (tamaño venta).
-Crema de día Hydra Repair Day Cream camelia y geranio, 12ml.
-Bálsamo Labial de Sandía y Vainilla, 12ml (tamaño venta).

Adiane: Kit Facial Grown Alchemist


He intentado resistir la tentación de utilizarlo y reservarlo únicamente para el viaje, pero soy débil y desde que hice las fotos, el aceite no falta en mi rutina de noche. Aún es pronto, pero me atrevo a decir que es uno de los mejores productos que he probado de Grown Alchemist y merecería una entrada para él solo. También he probado el gel limpiador y el bálsamo, aunque muy poco y todavía es muy pronto para hablar de ellos con propiedad. 

El resto de productos están esperando a ser metidos en la maleta y, una vez que lo haga, os hablaré de ellos con todo detalle, pero hoy la entrada está más centrada en presentaros la web de Adiane, una tienda que cuida los pedidos al más mínimo detalle y que os animo a tener en cuenta en futuras compras.


Adiane: Kit Facial Grown Alchemist