Less is More: Champú y Spray de brillo Lindengloss (Flor de tilo)

Less is More: Champú y Spray de brillo Lindengloss

Voy a contaros algo, a principios del verano pasado y en un arranque de valentía, me corté bastante el pelo. Digamos que fue intencionado a medias, ¿sabéis eso de 'córtame las puntas' y salir con media melena menos?, pues digamos que yo iba con la idea de cortar así que animé al peluquero a que cortara de más, aunque no tanto como finalmente resultó. El caso es que en media hora pasé de tener una melena a tener un bob, y si algo tienen este tipo de cortes, es que requieren un mantenimiento importante.

La historia viene al caso porque desde entonces, he estado (y sigo) buscando con más afán los productos que me den mejor resultado en cuanto a lo que a soltura, brillo y duración del pelo limpio se refiere. No pido nada, ¿eh?

Mi pelo es bastante suyo, ya os he contado alguna vez que me es imprescindible el uso de plancha cada vez que lo lavo si quiero que quede medianamente decente puesto que carece de forma por sí mismo, y oiga, un corte bob lo suyo es llevarlo bonito y pulido, o al menos, presentable. A mi no me importa usarlas y ya me he acostumbrado a que lavarme el pelo implica sesión de peluquería, pero el 'machaque' es importante y por tanto, necesito que los productos que utilizo me ayuden a cuidarlo lo máximo posible.

En esas estaba cuando se cruzaron en mi vida estos dos, son un champú y un spray de acabado de Less Is More, una marca austríaca de cosmética capilar orgánica certificada, por supuesto cruelty free. La gama que he probado es Lindengloss, y su ingrediente estrella es la flor de tilo. Vamos a verlos.

Champú Lindengloss


Less is More: Champú Lindengloss

Este champú promete proteger el cabello de las decoloraciones y del secado, y también repararlo y aportarle brillo. Para conseguirlo se vale de activos como el aloe vera, aceite de cedro, extracto de cistus, aceite de coco, y el principal actor de este acto: El extracto de tilo. La marca lo presenta en varios formatos, pero el que veis en las fotos es el de 200ml.

En la práctica, este champú tiene una textura media, un color amarillento, y un olor que me enamoró desde la primera vez que metí la nariz en el bote. Huele a plantas, diría que mezcladas con cítricos, el olor lo inunda todo en el baño y es muy sensorial y agradable de utilizar.

Less is More: Champú Lindengloss

Aunque este es un champú orgánico y sin sulfatos potentes, hace una espuma abundante y densa, que se reparte bastante bien por el pelo. Este es, para mi, un punto a favor, porque aunque estoy acostumbrada a utilizar champús que generan mucha menos espuma, sí que es verdad que los que hacen suelen cundirme mucho más por aquello de saber que el producto se ha repartido bien por todo el pelo, y con este es fácil saber que no necesitas más cantidad. En este sentido, estupendo.

Mi proceso es el de siempre: Mojo el pelo, pongo una pequeña cantidad de champú, masajeo, enjuago, y hago un bis. Repito este proceso religiosamente cada dos días, llevo con él desde principios de verano, y si bien es verdad que a veces lo he combinado con otros (en vacaciones me llevé uno de Korres y a veces he usado uno de Mádara por simple gusto), a este le quedará un tercio, así que creo que puedo decir que cunde bastante. 


Less is More: Champú  Lindengloss

El resultado me gusta mucho, no creo que un champú sea capaz de reparar el pelo dañado (para esto lamentablemente sólo nos queda la tijera), pero sí creo que un champú es capaz de ofrecerte un resultado u otro bien distinto una vez el pelo está seco, a pesar de ser un producto que a penas está unos minutos en contacto directo con el cuero cabelludo. Este me deja el pelo suave, suelto, y muy brillante. 

Otra cosa que me ha gustado mucho es que no es de esos champús naturales que deja el pelo enmarañado e imposible de peinar, al contrario, el pelo queda suave ya en la ducha y en mojado. Yo soy de mascarilla o acondicionador fijo, pero si utilizo este champú creo que podría pasar perfectamente sin él.

En definitiva, creo que es un buen champú, que limpia (qué menos, ¿no?), y deja el pelo suave, suelto y bonito.

Os dejo la lista de ingredientes al completo:


Aqua, *Aloe Barbadensis Leaf Juice, *Tilia Platyphyllos (Linden) Flower Water, Glycerin, Sodium Lauryl Sulfoacetate, Sodium Cocoyl Glutamate, Decyl Glucoside, Sodium Chloride, Xanthan Gum, *Citrus Aurantifolia Leaf (Petitgrain Key Lime) Oil, *Cedrus Atlantica (Atlas Cedar) Wood Oil, *Vanilla Planifolia Bean Extract, *Triticum Vulgare (Wheat) Germ Oil, *Cistus Incanus Flower/Leaf/Stem Extract, *Parfum (*essential oils incl. Benzyl Benzoate, Citral, Citronellol, Geraniol, Limonene, Linalool), *Cocos Nucifera Oil, *(Soy-)Lecithin, *Cyamopsis Tetragonoloba (Guar) Gum, *Alcohol, Arginine, Polyglyceryl-4 Cocoate, Citric Acid, Coco-Glucoside, Glyceryl Caprylate, Glyceryl Oleate, Hydrolyzed Wheat Protein, Levulinic Acid, p-Anisic Acid, Tocopherol
* certified organic + fair trade

Lindengloss Finishing Spray


Less is More:  Spray de brillo Lindengloss

Vamos con el segundo producto que he probado de la marca, es el Spray de Acabado Lindengloss, es decir, flor de tilo. Además del ingrediente estrella de la gama, este spray contiene germen de trigo, extracto de jara y baobab. Os dejo el INCI al completo:

*Tilia Platyphyllos (Linden) Flower Water, **Alcohol, **Glycerin, Aqua, *(Soy-)Lecithin, *Ricinus Communis Oil, *Adansonia Digitata (Baobab) Seed Oil, Glyceryl Caprylate, *Triticum Vulgare (Wheat Germ) Oil, *Cistus Incanus Flower/Leaf/Stem Extract, *Pseudotsuga Menziensii (Douglas Pine) Oil, *Citrus Aurantium Amara Leaf/Twig (Petitgrain Bigarade) Oil, *Parfum (*essential oils incl. Citral, Citronellol, Geraniol, Limonene, Linalool), Levulinic Acid, Tocopherol

* ingredients issued from organic farming ** made using organic ingredients.
En la práctica, este spray tiene miga. Y es que de primeras me costó entenderme con él y no fue fácil que nuestra amistad cuajara, aunque finalmente lo hizo. Os cuento:
Es un tratamiento Leave-in, es decir, es un spray de acabado y se utiliza una vez está el pelo seco y peinado. Yo por ahí empecé mal y la primera vez lo apliqué con el pelo todavía mojado (ya sabéis, Mari Inventos al teclado), pero ya os digo que esta vez mi creatividad no salió muy bien parada, y si lo probáis, no os aconsejo inventar porque el acabado puede no ser el esperado.
El funcionamiento es, en principio, sencillo: Una vez el pelo está seco y peinado, se agita y se pulveriza un par de veces sobre el pelo. Nada más. Y lo de un par de pulverizaciones va en serio porque aquí tuvimos este producto y yo otro tropiezo y con la emoción de pulverizar de más no le terminaba de coger el punto, y el pelo me quedaba excesivamente mojado, y una vez se secaba no volvía a su ser y lo notaba aplastado.
No fue hasta leer un par de reseñas y ceñirme a las instrucciones que por fin nos entendimos, y ahí es cuando por fin comprobé que, efectivamente, cumple lo que promete. En mi pelo el resultado se nota principalmente en el brillo, lo noto más brillante y con un aspecto más sano y bonito que cuando no lo utilizo. También lo noto más suave, aunque no especialmente más suelto. 

Less is More: Spray de brillo Lindengloss

Aún habiéndole cogido el punto y gustándome el resultado, cuando lo utilizo noto que el pelo se ensucia un pelín antes. No es nada alarmante y yo sigo con mi rutina de lavado día sí, día no, pero sí que es verdad que noto que llega limpio a medias el segundo día. Es por eso lo he reservado para utilzarlo en ocasiones en las que quiero un plus de brillo y que el pelo se vea más bonito una vez está peinado, pero no es un producto que haya incorporado sistemáticamente en mi rutina capilar justo por este motivo. 

En definitiva, si lo utilizo como se indica y sin inventar, el resultado es muy bueno, aunque no lo utilizo a diario, sino más bien para dar un plus de belleza al cabello en ocasiones especiales o una vez a la semana como un plus.

Y hasta aquí, Less Is More es una marca que tenía muchas ganas de probar porque sabía de sus buenos incis y su estupenda formulación. Me quedo principalmente sus aromas sensoriales y sus texturas ricas y cremosas, y el brillo tan bonito que esta gama aporta al pelo.
¿Conocíais la marca? ¿Sois de utilizar productos Leave-in? 

Less is More: Champú y Spray de brillo Lindengloss



6 comentarios

  1. Del champú me agrada saber que no deja el pelo crespo, es verdad que con alguno de cosmética natural me ha pasado. Y el spray me da curiosidad, es un formato que uso a veces.
    Un besito, guapa.

    ResponderEliminar
  2. Me he sentido muy identificada con eso de que tras lavar hay que planchar siempre, ainsss ya me he acostumbrado, pero da pereza (menos mal que no hace calor aqui) Creo que estos productos serian un poco pesados para mi pelo, pero todo es probar, lo que es seguro es que si huele a citricos me va a gustar. Tengo que darle mas uso a los protectores de calor, que con eso de que ensucian antes el pelo, no los uso apenas.
    Gracias por presentarnos estos productos tan interesantes!
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Lo de leer bien como usar un producto es imprescindible :) A veces perdemos tiempo en experimientos y no apreciamos el producto. Muy curioso el spray, me gustaría probarlo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Seguro que estás muy guapa con el corte de pelo,a mí me gusta mucho pero mi pelo se ondula y soy un desastre con las planchas así que no se me ocurre,jeje. De los dos me gusta más el champú, la marca no la conocía. Bsts

    ResponderEliminar
  5. Pues el champú me ha llamado la atención. Tiene que oler genial.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. No conocía la marca, el champú me ha llamado la atención por los aromas críticos, me encantan. Tranquila que no estás sola, jajaja, también suelo usar a veces cosas a mi aire y me he llevado chascos con el resultado, después usarlo como se indica y muy bien.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Este blog se enriquece mucho más con tus comentarios.
Los comentarios con enlaces serán considerados SPAM y serán eliminados.

Todas las imágenes son propiedad de Chicleconnueces y no podrán ser utilizadas sin permiso. Todos los derechos reservados.