BirchTech Hybrid y Mayan Dew elixir de día: Retinol e hidratación


Creo que a estas alturas todas las fans de la cosmética nicho y natural conocéis Biosplendor. La web llegó pisando fuerte hace tres años, incorporando a su web marcas en exclusiva en nuestro país y haciendo una cuidada selección de productos y firmas. Desde entonces son muy activos en Instagram, donde profundizan en sus productos y aclaran todas las dudas que sus clientes pudieran tener.

No es la primera vez que os hablo de su web en el blog, y hace ya tiempo que os hablé de tres productos suyos que resultaron ser un éxito en mi rutina, principalmente el aceite de Inlight, del que exprimí hasta la última gota (y todavía echo de menos).

Hoy vengo a hablaros de dos productos más de esta web, también de dos firmas que ellos trabajan en exclusiva en España, y que yo conocía a medias pero no había probado. Son el BirchTech Hybrid de Noomy, un tratamiento dos en uno con una composición muy interesante, y el Elixir de Día Mayan Dew, de La Belle Lune, un concentrado hidratante y reparador que me ha sorprendido muchísimo.


BirchTech Hybrid Noomi Stockholm



Si os soy sincera, no conocía la marca hasta que Jose, de Biosplendor me la descubrió, pero una vez supe de ella este producto llamó mi atención, principalmente por el cóctel de ingredientes que vi que tenía su composición.

Buscando información, descubrí que la firma, procedente de Suecia, cuenta únicamente con este producto, que sustituye en su composición el agua por savia de abedul -algo que ya encontramos en Mádara y que parece ser cada vez más típico de las marcas nórdicas-, que tiene propiedades regenerantes, reafirmantes, y antiinflamatorias, entre otras.

Pero vamos al grano, ¿Qué es BirchTech? Pues es un sérum y crema, dos en uno, que se utiliza como producto único después de la limpieza y que posee un INCI muy interesante: Ácido hialurónico, Vitamina C, manzanilla, aceites de oliva, rosa canina, aguacate, espino amarillo, semilla de avena, arándano azul, mora de los pantanos, y la joya de la corona, un 0,5% de retinol. Os dejo el INCI completo:

Betula bendula sap, Avena sativa kernel oil, Glycerine, Olea europa (olive) fruit oil, Butyrospermum, Rhodiola Rosea root extract, Inonotus obliquus extract, Parkii butter, Caprylic/capric triglycerides, Diheptyl succinate, Cetearyl olivate, Sorbitan oleate, Rubus Chamaemorus fruit extract, Rosa canina flower extract, Cetyl alcohol, Stearic acid, Persea gratissima oil, Sodium Hyaluronate, Hippophae Rhamnoides seed oil, Anthemis nobilis flower oil, Xanthan gum, Capryloyl glycerin/sebacic acid copolymer, Tocopherol, Retinol, Ascorbic acid, Vaccinium Vitis ideae fruit extract, Sodium benzoate, Potassium sorbate. 



Es, por tanto, mi primera toma de contacto con el retinol, el ingrediente antiedad por excelencia y uno de los motivos por el que este producto captó mi atención. Después de preguntar a Jose -que es un sol y tiene una paciencia infinita- si podría utilizarlo en verano y darme luz verde, lo incorporé a mi rutina de noche.

En la práctica es un sérum de textura media y color amarillento, sin apenas olor y de rápida absorción. Un pump es suficiente para todo el rostro aunque yo siempre he utilizado pump y medio, llevo con él desde mediados de julio y todavía no lo he terminado, aunque estoy en ese momento en el que pulso cada noche con "miedo" a que en una de las veces deje de salir.

Nada más ponerlo en la piel noto un pequeño efecto tensor, se absorbe rápidamente y no deja rastro sobre la piel. Por las mañanas, la piel está suave y tersa, muy luminosa y bonita. Con respecto al retinol, en la fórmula viene justo así, retinol, su forma más conocida junto al ácido retinoico, y que tiene propiedades antienvejecimiento, combate los radicales libres, es antioxidante, y estimula la producción de colágeno. Reconozco que las primeras veces lo probé con cierta mesura, pero en ningún momento he notado la más mínima reacción o efecto adverso, al contrario, siempre he tenido la piel cómoda y en perfecto estado.

Me ha gustado mucho cómo he sentido la piel con él, aunque es pronto para hablar de resultados a largo plazo, sí he notado la piel hidratada, luminosa, nutrida y en calma. 

La Belle Lune Mayan Dew Elixir de Día



De La Belle Lune conocía a su hermano mayor, el elixir de noche, cuyas opiniones en las redes siempre han sonado mejor que bien, y tenía muchas ganas de probar la marca. Mi estreno con ella llegó con el elixir de día, la última creación de la marca, y que sin rodeos os digo que me ha enamorado.

Es un sérum de día que promete hidratar, unificar el tono, y mantener la piel joven, gracias a un concentrado de activos botánicos que actúan en sinergia. Entre sus ingredientes encontramos extractos de higo chumbo -famosísimo por sus propiedades antiedad-, hibisco, vainilla, remolacha, chaparral, ágave, yuca, y tepezcohuite, y además agua de azahar, ácido hialurónico, glicerina vegetal, superóxido dimutasa, ácido cítrico, y fermentos vegetales. Os dejo el inci al completo:

Aqua (agua purificada) Glicerina (glicerina vegetal orgánica) Citrus Aurantium Amara Flower Water (agua orgánica de flor de naranjo) Beta Vulgaris (extracto de remolacha azucarera EcoCertified) Mimosa Tenuiflora (extracto orgánico de corteza de tepezcohuite) Vainilla Planifolia (extracto orgánico de fruta de vainilla) opuntia tuna (higo chumbo-extracto celular) Hibiscus Rosa-Sinensis (extracto de flor de hibisco) Yuca Glauca (extracto de yuca) Agave Americana / Saccharomyces (filtrado de fermentación de hojas de agave orgánico) Larrea Divaricata (extracto de chaparral) Hialuronato de sodio (ácido hialurónico vegano) Goma de xantano vegano Goma) Ácido cítrico (ajustador de PH) Leuconostoc Filtrado de fermentación de raíz de rábano / benzoato de sodio / sorbato de potasio (sistema conservante) superóxido dismutasa / peroxidasa de soja (enzimas vegetales).



En la práctica es un sérum de color anaranjado, oscuro, muy ligera aunque texturizada, que una vez en la piel se convierte en agua y justo por esto cunde muchísimo. 2/3 gotas dan de sobra para todo el rostro. Posee un olor dulce riquísimo aunque muy ligero, que hace que utilizarlo sea un auténtico placer. 

Tal y como indica la marca, lo he utilizado en mi rutina de mañanas y tengo que decir que me enamoró desde las primeras veces que lo utilicé por varios motivos:

El primero es su ligereza y capacidad de absorción, cunde muchísimo y la piel lo asimila en seguida sin dejar ningún tipo de rastro graso -no en vano es libre de aceites y aceites esenciales-, ni tampoco ningún tipo de película pegajosa, cosa que en Córdoba y en pleno verano, se agradece bastante.

Por otra parte, deja la piel suavísima, aterciopelada y luminosa, con un brillo sano precioso.

y por último, su poder de hidratación. Con 2/3 gotas y a pesar de su ligereza, es capaz de dejarme la piel hidratada durante todo el día, tanto es así que muchas mañanas lo he utilizado por sí solo, sin crema después, y he sentido la piel hidratada todo el día, algo impensable para mi, que tengo la piel muy seca y siempre necesito texturas más densas para no sentir la piel tirante con el paso de las horas. 

Sólo con esto último para mi es un sí rotundo y nunca había tenido nada parecido a nivel de hidratación, normalmente la crema para mi es una religión después del sérum, pero con este he podido prescindir de ella en los días de más calor y con un clima completamente seco, así que me tiene encantada.



Si bien es verdad que ha jugado con la ventaja de haberlo utilizado en pleno verano -que la piel suele resentirse menos que en invierno con el frío-, lo cierto es que no puedo dejar de recomendarlo sobre todo a quienes sufran deshidratación y necesiten una buena dosis de agua sin tener que necesariamente utilizar texturas densas o pegajosas. Estoy segura de que en invierno será igualmente bueno y aunque tuviera que combinarlo con una crema hidratante, con productos así no me pesa. Es de lo mejorcito que he probado últimamente y ahora entiendo el éxito del elixir de noche, que por supuesto me muero de ganas por probar, visto lo visto.

Si tu piel es deshidratada, disfrutas de las texturas ligeras y los olores dulces, te recomiendo que lo pruebes porque esta puede ser la solución.

y hasta aquí, esta ha sido mi experiencia con ambos productos. Los dos me parecen muy buenas opciones aunque con diferentes fines, para quienes apuestan por la cosmética natural, cruelty free, con activos muy interesantes y por qué no, con un toque de glamour.

¿Conocíais Biosplendor? ¿Qué os parecen los productos?

4 comentarios

  1. No conocía ninguno de los dos productos, y ya me has creado ansias por conocerlos! :) Las fotos, un lujo, como siempre, nena! :)

    ResponderEliminar
  2. La crema-serum me ha gustado, que tenga ese formato la hace además de interesante por sus activos (retinol!), muy práctica.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  3. No lo conocía. Y yo desde la mask me la noto hiper reseca

    ResponderEliminar
  4. No los conocía, pero tienen muy buena pinta. No conocía tu blog, me quedo de seguidora y te invito a que te pases por el mío si te apetece.
    Un abrazo y que tengas un buen día.

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Este blog se enriquece mucho más con tus comentarios.
Los comentarios con enlaces serán considerados SPAM y serán eliminados.

Todas las imágenes son propiedad de Chicleconnueces y no podrán ser utilizadas sin permiso. Todos los derechos reservados.