Aceite Facial Naya Glow


Pero Marta, ¿otro aceite? Sí, ¡otro aceite! Son un básico imprescindible en mi rutina y llevo unos meses con nuevas incorporaciones que tengo pendientes de reseñar, así que me apetece presentaros el último que he estado probando.

Es de Naya Skincare, una marca de cosmética verde made in UK (aunque el aceite se fabrica en Alemania) de reciente creación, de hecho este aceite es el único producto de la marca junto con algunos complementos de belleza. Es una marca libre de ingredientes de dudosa calidad o procedencia, vegana, y sus envases son reciclables en su totalidad.

Naya trabaja con ingredientes activos procedentes de América del sur, que compran de forma directa con los productores locales, de hecho, el ingrediente estrella de este aceite es el aceite de cacay, activo de moda y que dará mucho que hablar por la cantidad de marcas que lo están incluyendo en sus fórmulas. 

Podríamos decir que el aceite de cacay es el nuevo aceite higo chumbo, o al menos, su complemento perfecto, ¿y qué hace al cacay tan especial? Pues según parece, su contenido en retinol (activo antienvejecimiento por excelencia). El cacay contiene, al parecer, tres veces más concentración de este activo que el aceite de rosa mosqueta, contiene un 50% más de Vitamina E (antioxidante), y el doble de ácido linoléico que el aceite de argán. 



Aunque el Cacay es el principal ingrediente activo y reclamo de este aceite que hoy nos ocupa, no es el único y, como viene siendo habitual, este aceite es en realidad una mezcla de aceites de origen natural. Contiene aceites de otros frutos como aceite de pepita de uva, de sobra conocido por sus propiedades antioxidantes, emolientes y reconstituyentes, aceite de Limnanthes Alba, que combate los radicales libres y bloquea la humedad de la piel evitando la deshidratación y aceite de almendras dulces, de sobra conocido por todos.

Bien, hasta aquí la teoría, ahora vamos a lo realmente interesante: Su funcionamiento.




El aceite se presenta en un formato gotero con pipeta que contiene 30ml. La caja merece especial mención por ser la única que he visto con este diseño. Al extraer el cartón de la capa superior, la capa de abajo se abre como una flor. Quizás sea un detalle prescindible y superfluo, pero a mi la cosmética, también me entra por los ojos y valoro estos detalles. Su aroma es tenue y agradable, una mezcla de plantas e hierbas, y al menos yo, lo disfruto.

Es un aceite de textura media, ni de tacto seco ni demasiado denso, creo que está bien equilibrado en este sentido. Lo empecé a utilizar por las noches, un par de gotas cada vez (o tres, pa' qué vamos a tacañear) antes de la crema, pero desde ya os adelanto que aunque la marca recomienda utilizarlo en las rutinas de día y noche indistintamente, no duró mucho en mi rutina nocturna.

Al utilizarlo, la piel queda jugosa -que no grasienta-, con una luminosidad muy bonita y sin ningún tipo de sensación grasa o de llevar algo sobre ella, y esto sumado a que se absorbe bastante rápido fueron los motivos por los que decidí pasarlo a mi rutina de día, y creo que fue un acierto. El efecto jugoso después de utilizarlo perdura bastante tiempo, así que para mi, ha resultado ser ideal antes del maquillaje.

 Aun usándolo junto al maquillaje, no noto que me salgan brillos antes o que se emborrone, al contrario, me gusta mucho el glow que da a la piel y que el resultado sea luminoso. La duración del maquillaje es la misma, no noto que dure ni más ni menos.


Creo que justo por su textura de rápida absorción podría funcionar bien en todo tipo de pieles, la mía es seca, pero en verano se normaliza muchísimo, y aún con bastante calor no lo he llegado a notar pesado en ningún momento, siempre que no me pase con la cantidad, claro. También está indicado, según la marca, para pieles sensibles, aunque yo recomiendo en estos casos probar una muestra del producto antes siempre que sea posible, ya sabéis, cada piel es un mundo y la salud de la piel es un asunto serio.


Os dejo la lista de ingredientes al completo:

Limnanthes Alba (Meadowfoam) Seed Oil, Vitis Vinifera (Grape) Seed Oil, Caryodendron Orinocense (Cacay) Seed Oil*, Prunus Amygdalus Dulcis (Sweet Almond) Oil, Tocopherol, Bisabolol, Helianthus Annuus (Sunflower) Seed Oil, Parfum [Pogostemon Cablin (Patchouli) Oil, Juniperus Communis (Juniper) Oil, Citrus Aurantium Dulcis (Orange) Peel Oil, Citrus Medica Limonum (Lemon) Peel Oil], Linalool**, Geraniol**, Benzyl Benzoate**, Benzyl Salicylate**, Citral**, Citronellol**, Limonene**.

* wildly collected
**naturally occurring in essential oil 



Me ha gustado, pero no como yo pensaba. Creía que iría de cabeza a mi rutina de noche y ha terminado siendo uno de los primeros aceites que ha pasado a mi rutina de mañana. 

¿Conocíais la marca? ¿utilizáis aceites en vuestra rutina de día?


8 comentarios

  1. Muy interesante, no conocía el cacay como activo y a mi también me gustan mucho los aceites.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. ¡Tiene una pinta espectacular! Yo prefiero los aceites por la noche pero todo es cuestión de probar. Un beso. Miss Guinda.

    ResponderEliminar
  3. Yo tampoco conocía el cacay como activo y me ha parecido muy interesante. Gracias por el post tan completo, guapa. Un besote

    ResponderEliminar
  4. Vaya aceite más interesante. Yo los aceites los uso de noche

    ResponderEliminar
  5. Por el tema del retinol y tal me interesa, también que no lo notes pesado, pero lo dejaría de cara al frío.
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  6. ¡Me lo acabas de antojar! ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  7. No conocía este ingrediente y me ha parecido muy interesante. Me apunto este aceite para probarlo en un futuro que creo que me gustaría mucho. bsts

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Este blog se enriquece mucho más con tus comentarios.
Los comentarios con enlaces serán considerados SPAM y serán eliminados.

Todas las imágenes son propiedad de Chicleconnueces y no podrán ser utilizadas sin permiso. Todos los derechos reservados.