La hora B: Convirtiendo la ducha en un paraíso

La hora B: Jabones y Bálsamo Labial

Está comprobado, no hay término medio. Se pasa de obviar la existencia del jabón en pastilla y no plantearse ni por asomo, ya no cambiar, sino utilizarlo eventualmente, a tener colección de ellos. Y es que puede parecer un producto anticuado, pero los jabones sólidos también se renuevan y los hay de todos los aromas, texturas y consistencias que puedas imaginar. Y me juego un café a que si pruebas uno de los buenos, querrás repetir.

La hora B es un claro ejemplo de ello y desde Barcelona, María, Patri y Fredy llegan con muchas ganas de convertir tu ducha en un paraíso que, según el color que elijas, te transportará a un lugar del mundo diferente.

No sólo se limitan a elaborar jabones, sino que también ofrecen aceites, mantecas a base de karité y un bálsamo labial que os adelanto que es una delicia, todos ellos divididos en sus correspondientes paraísos dependiendo de los activos que utilizan, los aceites esenciales que contienen y los colores de los envases.

María me escribió y me ofreció la oportunidad de probar algunos de sus productos, así que eché un vistazo a su web y cuando conocí el proyecto y vi sus ingredientes, su filosofía y sus descripciones, acepté encantada.

He probado tres productos de la marca, dos jabones y un bálsamo labial, y desde ya os digo que los tres han sido una gratísima sorpresa. Vamos a verlos.

Jabón Paraíso verde


La hora B: Jabones y Bálsamo Labial

Aceites de oliva, girasol y coco para nutrir, y aceites esenciales de hierbabuena, mirto y bergamota para aportar frescor y un toque cítrico y frutal componen el jabón del paraíso verde.

Inspirado en el mediterráneo y en sus plantas, evoca a un atardecer junto al mar, a la vida tranquila y a la luz. 

Es un jabón unisex y se puede utilizar en las manos, en la cara y en el cuerpo, aunque yo he limitado su uso a las duchas y creo firmemente que utilizarlo únicamente para las manos es (en mi opinión) poco menos que un crimen, aunque para gustos colores, claro.

Es un jabón MUY, así, en general, los dos de que yo he probado lo son, y es que ambos son muy cremosos, muy espumosos y muy olorosos. El paraíso verde huele fresco, la hierbabuena gana al resto de aromas, que aunque se sienten están en un segundo plano. 

La hora B: Jabones y Bálsamo Labial

Las duchas con él son sensoriales y agradables, además del aroma su espuma es rica y densa, con un par de pasadas del jabón sobre la esponja hace espuma suficiente como para la ducha, aunque confieso que soy de las que repite más de una vez la operación.

Aunque lo he utilizado bastante, no he notado que se desmorone o se deshaga, tiene una textura media que se comporta bastante bien con el paso de los usos y sigue siendo suave pero compacto.


La hora B: Jabones y Bálsamo Labial

Lo recomiendo si te gustan los aromas frescos, si disfrutas de la hierbabuena, de la menta y de los cítricos. 

Os dejo la lista de ingredientes al completo:

Olea Europaea Oil* (aceite de oliva), Aqua, Cocos Nucifera Oil* (aceite de coco), Helianthus Annuus Oil* (aceite de girasol), Sodium Hydroxide (hidróxido de sodio), Calendula Officinalis Oil (aceite esencial de caléndula), Myrtus Communis Oil (aceite esencial de mirto), Mentha spicata Oil* (aceite esencial de hierbabuena), Citrus Bergamia Oil* (aceite esencial de bergamota), Tocopherol (vitamina E), Pearl Green Lime (mica verde).

*ingredientes ecológicos

Peso 125 gr.

La hora B: Jabones y Bálsamo Labial


Jabón Paraíso Amarillo

La hora B: Jabones y Bálsamo Labial

Saltamos de un mar a otro y es que del Mediterráneo nos vamos al mar Caribe. El paraíso amarillo que nos propone La Hora B está lleno de palmeras, cocos y frutas tropicales.

Contiene aceites de coco y fruta de la pasión, aceites esenciales de palo rosa, pomelo, lima, canela, y corteza de limón molida. Sólo leyendo esto os podéis hacer una idea de su aroma.

La hora B: Jabones y Bálsamo Labial


Es un jabón estimulante, antioxidante, con propiedades regeneradoras y suavizantes, y yo sumaría de mi cosecha, por si fueran pocas propiedades, las aromaterapéuticas.

Aunque no ha sido fácil elegir, de los dos este es mi favorito y es que el aroma es de los que engancha, cítrico pero dulce, vitalizante, y tremendamente agradable, y lo prefiero ahora con el frío a la sensación de frescor. Como el anterior, es muy espumoso y suave, y de nuevo un par de pasadas son suficientes para una ducha de las que se disfruta a través de varios sentidos.

Los dos jabones me han sorprendido muchísimo por su potencia aromática y su cremosidad, y durabilidad. Los he ido probando desde hace casi dos meses indistinta y simultáneamente porque tengo que confesar que no he sido capaz de terminar uno para empezar a disfrutar del otro, y los dos están más de medios. 

La hora B: Jabones y Bálsamo Labial

Una vez que salgo de la ducha y otro punto a su favor, es que no noto esa sensación 'chirriante' que dejan algunos jabones y a la que me costó bastante acostumbrarme. Noto la piel nutrida y en calma, y aunque siempre que me ducho paso a hidratar antes de vestirme, con estos no siento cómo la piel me pide desesperadamente una crema, y esto me ha gustado mucho.
El paraíso amarillo es para ti si disfrutas de los cítricos 'calmados', revitalizantes pero también cremosos y con un punto dulce y exótico. Este se ha ido directamente a la cabeza de mi lista de jabones sólidos favoritos junto con el jabón de Rosas y Té blanco de Kia Ora, del que os hablé aquí.



La hora B: Jabones y Bálsamo Labial

Os dejo la lista de ingredientes al completo:

Cocos Nucifera Oil* (aceite de coco), Aqua (agua), Passiflora Incarnata Oil (aceite de fruta de la pasión), Sodium Hydroxide (hidróxido de sodio), Theobroma Cacao* (manteca de cacao), Aniba Rosaedora Oil (aceite esencial de palo de rosa), Citrus Paradisi Oil (aceite esencial de pomelo), Citrus Aurantifolia Oil (aceite esencial de lima), Cynnamomum Zeylanicum Oil (aceite esencial de canela), Tocopherol (vitamina E), Citrus Limon Peel Powder (corteza limón molida).

*ingredientes ecológicos. 125 gramos.

Paraíso marrón: Bálsamo Labial

La hora B: Jabones y Bálsamo Labial

Y por último pero como suele decirse, no menos importante, el Paraíso Marrón. Inspirado en un desierto lleno de dunas, la naturaleza salvaje y la fuerza de África, el paraíso marrón está lleno de ingredientes procedentes de uno de los ecosistemas más extremos que existen.
 
Esta vez dejamos los jabones a un lado y nos pasamos a otro producto que no puede faltar en mis bolsos, mesilla de noche y otros tantos sitios más a los que echo mano a diario: El bálsamo labial. Lo reconozco, soy adicta a ellos y tengo unos cuantos, y todos son bienvenidos.


La hora B: Jabones y Bálsamo Labial

Empezamos centrándonos en su inci y ya por ahí me gustó: Manteca de karité, aceite de argán, cera alba, aceite esencial de naranja dulce, vitamina E, aceite de grano de café y cacao en polvo. Suficiente como para aportar a los labios un chute de nutrición importante.
Es un bálsamo de textura muy muy compacta y en principio, no es mi textura favorita. Hay que ejercer bastante presión para traer en el dedo una mínima cantidad de producto porque aunque en los últimos coletazos del verano la textura era dura pero fundente, con el frío se ha cuajado y hace falta insistir.
Justo esto, que en principio para mi es un contra, es una de sus principales ventajas, y es que cunde muchíiiiisimo. Lo tengo en la mesilla de noche y lo he utilizado noche tras noche desde que terminé el de Grown Alchemist, y al producto en sí no se le nota ni la más mínima mueca ni bajada, así que aunque no creo que sea eterno, yo creo que casi ;).

La hora B: Jabones y Bálsamo Labial

Su textura una vez en los labios me gusta, es agradable y se siente al momento esa capa que los protege que además perdura bastante, no es un bálsamo de los que se escurre de los labios, sino que permanece en su sitio todo el tiempo hasta que se termina de absorber. 

Su aroma es delicioso, en la misma línea de los jabones. Una mezcla de naranja dulce con un punto de café que lo hace como ellos mismos dicen en su web, es adictivo. Para mi tiene el punto justo, no es de estos bálsamos que se notan artificiales por la potencia, sino que se deja sentir sin invadir el olfato.

Como digo más arriba, este vino a sustituir el de Grown Alchemist y lo cierto es que aunque el primero me encanta y me funciona, lo único que echo de menos es el formato, que se me hacía más cómodo. Por lo demás, creo que el Paraíso Marrón un firme candidato a sustituirlo porque todo son ventajas: Inci corto pero muy bueno, durabilidad, buen aroma y el precio, menos de la mitad. 

La lista de ingredientes es:

Vitellaria nilotica* (manteca de karité nilótica), Argania spinosa kernel oil* (aceite de argán), Cera alba (cera de abejas), Citrus sinensis oil* (aceite esencial de naranja dulce), Tocopherol (vitamina E), Coffea arabica seed oil (aceite de grano de café), Theobroma cacao powder (cacao en polvo).

*ingredientes ecológicos

Contiene 15 ml.


La Hora B ha sido para mi toda sorpresa, sus productos tienen buenos precios, mejores ingredientes y como siempre digo, es un placer encontrar marcas que cuidan tanto sus productos y eligen los ingredientes con tanto mimo.

 Estoy segura de que antes o después repetiré con sus jabones y probaré los que me faltan, porque como dije al principio, con los jabones sólidos, no hay término medio.


12 comentarios

  1. Pues tiene muy buena pinta, esos jabones merecen verlos con detalle... aunque tengo ahora stock y me da cosa comprar más, porque además se que en el BF con algo pico seguro :O
    Ciao, besotes

    ResponderEliminar
  2. Pocos jabones sólidos me conquistan, me resultan más cómodos los de textura gel.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Creo que me gustaría todo, así a lo bruto. Los diseños son preciosos y siempre tengo varios jabones en casa: es más, he aficionado a mis niñas y todo.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  4. Coincidimos bastante en opinión, mi favorito también es paraíso amarillo, aunque el verde también me ha gustado mucho. La textura del bálsamo a mi me encanta, aunque no tanto su olor, es en lo único que no estamos de acuerdo! Esta marca me ha encantado, ha sido uno de mis grandes descubrimientos de este año!
    Te espero el lunes en mi blog si te apetece conocer mi experiencia con ellos ;)
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  5. me encantan estos productos! gracias por compartirlos! besitos!

    ResponderEliminar
  6. uuUuuUu qué ganas de probar el amarillo, si iguala al de Rosas de Kia Ora tiene que ser una maravilla. No sabía que te los habían mandado a tí también y al verlo me he alegrado porque son preciosos y si consigues destacar con tus fotos un producto feucho estos tan bonitos ni te cuento. (Además sé que contigo me iba a hacer una buenísima idea de los olores ;)) A mí con los olores frescos, así a secas, me pasa lo mismo que con los cítricos, así a secas, me resultan agradables pero no los disfruto. Sin embargo los olores exóticos, florales, amaderados, especiados... suelen llegarme bien adentro. Los bálsamos me gustan mucho más fundentes y el olor a café no me va así que creo que definitivamente me quedo con los jabones

    ResponderEliminar
  7. El bálsamo tiene muy buena pinta y los jábones tienen que oler de maravilla (me tienta un poco más el primero pero por poco). Yo soy de las que no usa jabones en pastilla que no me suelen gustar pero a lo mejor me pasa como a ti que pruebo uno que me encante y ya no quiera usar otro tipo,jeje.bsts

    ResponderEliminar
  8. Yo soy como tu, o como tu yo pasado, aun no tengo el jabon en mis rutinas, pero viendo lo bien que te va cuando lo describes, y lo monisimas que son las pastillas, creo que eso va a cambiar dentro de poco. Gracias por el post!
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. creo que me gustarían el bálsamo labial y el paraíso amarillo jejeje desde luego solo por como son dan ganas de comprarlo y creo que el olor tampoco defraudaría
    un besote!!

    ResponderEliminar
  10. Tengo unas ganas locas de probar esta marca, a ver si los de mensajería solucionan el problema del paquete, porque es una marca que huele de vicio 🙈 Es una marca diferente, bonita y creativa 😍 Me alegra saber que tienes una valorización positiva ❤️

    ResponderEliminar
  11. Con lo que e estoy aficionando a los jabones sólidos no descarto probarlos!!!!! Creo que me quedaría con el verde...pero los dos tienen una pinta estupenda!!!!!!
    Besosssssss

    ResponderEliminar
  12. Me quedaría sin dudar con el paraíso verde. Jo, que ganas de probar un buen jabón en pastilla para el cuerpo, juro que los que tengo no tienen esa cremosidad ni hacen esa espuma estupenda de la que siempre hablas, y ya me da curiosidad.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Este blog se enriquece mucho más con tus comentarios.
Los comentarios con enlaces serán considerados SPAM y serán eliminados.

Todas las imágenes son propiedad de Chicleconnueces y no podrán ser utilizadas sin permiso. Todos los derechos reservados.