Mousse autobronceadora St. Tropez: Bronceado sin sol



Como ya he comentado por estos lares hasta la cansinidad, tengo alergia al sol. Y esto se traduce en que mi bronceado es ya no sólo ligero, sino prácticamente inexistente. Siempre utilizo la máxima protección posible y la renuevo a cada rato y evito el sol siempre que me es posible, y aunque no renuncio a los paseos por la orilla ni a los baños, no llego a conseguir un bronceado como tal, si acaso lo único que consigo a finales de verano es un ligero colorcillo.

Este año tenía ganas de, por una vez, verme con tonito, no es que quisiera estar negrísima, de hecho el bronceado muy pasado no me resulta bonito, pero sí que me gusta un ligero tono dorado, que creo que favorece muchísimo y los modelitos de verano lucen mucho más cuando no tengo las piernas tirando al verde.

Y miedo tenía porque no es la primera vez que me da la vena de querer tener algo de color, de hecho antes de que se me reprodujera la alergia me gustaba tomar el sol a ratos mientras leía (siempre con protección y en horas en las que no pusiera en riesgo la salud), y el color de piel que me proporcionaban esos ratos me resultaba precioso. Pero tuve que dejar de hacerlo y recurrí a los autobronceadores, que por aquel entonces dejaban un tono a elegir entre un bonito amarillo, un naranja muy discreto y que encima se iban a parches. Un cuadro que me hizo renegar de ellos y no querer ni verlos.



El producto del que hoy os hablo es una mousse autobronceadora de la famosísima marca St. Tropez, que probablemente conozcáis todas incluida yo, aunque nunca la había probado hasta este verano, que ha sido cuando he comprendido el por qué de su fama.

La marca tiene infinitos formatos con los que tener color sin exponernos a los rayos solares: Leches, lociones, geles, sprays.. El que hoy os enseño es el formato en mousse, que creo que es el más fácil de utilizar y con el que menos riesgo hay de perder la cuenta de por dónde hemos dado color y por dónde no. Es un líquido que, al agitarlo y pulsar, emulsiona en forma de mousse, exactamente el mismo sistema que muchas limpiadoras con este mismo formato.


¿Cómo se utiliza?

Lo primero que hago antes de empezar este ritual es elegir una tarde en la que no tenga nada que hacer, darme una ducha y exfoliarme a conciencia. El resultado será mucho más bonito si la piel está totalmente limpia y exfoliada. Una vez fuera, me seco y pongo alguna manteca en las zonas más secas del cuerpo: Tobillos, rodillas, codos y manos. Una vez que se absorbe completamente, es el momento de empezar.

Aconsejo encarecidamente utilizar mínimo unos guantes para así no terminar con las palmas de las manos tintadas, en mi caso utilizo una manopla de esponja que facilita mucho la tarea y además hace que el producto cunda mucho más y se extienda de forma mucho más homogénea. Y ahora sí, agito el bote y pongo dos 'flús' en la manopla y las reparto desde los tobillos a la rodilla con movimientos circulares. Con la mousse es extremadamente fácil saber por dónde vas porque va dejando a su paso por la piel una guía de color para ir viendo por dónde vas, así que voy repartiendo el producto desde los tobillos hasta los hombros fijándome en no dejar ningún hueco sin.

Para la espalda suelo necesitar algo de ayuda porque me es imposible llegar a todas partes y repartirla de forma homogénea, pero en el resto del cuerpo o incluso si quiero dar color sólo en las piernas, es un producto muy muy fácil de utilizar. Insisto mucho en la facilidad de uso porque yo soy la primera torpe que, o me lo pones fácil o probablemente termine a parches, pero no es el caso y creo que es importante comentarlo.


Una vez extendida la dejamos que pose, según St. Tropez, de 4 a 8 horas, aunque tengo que confesar que yo alguna vez la he dejado menos tiempo y cojo color igualmente, pero lo ideal es dejarla mínimo las 4 horas que se indican. Precisamente por este motivo suelo utilizarla por la noche y dejo que actúe mientras duermo.

Una vez pasado el tiempo de pose, volvemos a la ducha y nos enjuagamos, la marca no comenta si con jabón o sin él, pero yo siempre lo utilizo y nunca he tenido ningún problema, ¡Y listo! El resultado es un tono dorado precioso, muy muy homogéneo y sobre todo, natural. No es muy oscuro y eso también me encanta, mi meta es dejar de ser blanca, que es muy diferente a estar negra. 

Probablemente si ya estás morena, con este que hoy enseño apenas notes el resultado y deberás escoger la versión Dark, específica para pieles más oscuras o ya bronceadas, pero si estás buscando un resultado natural y partes de un tono de piel más bien clarito, este, por resultado y duración, me parece un productazo.


Es muy muy difícil que queden parches con él, de hecho yo soy más bien torpe para estas cosas y las primeras veces debo decir que lo hacía con cierto sufrimiento ante el posible desastre, pero nunca me ha quedado irregular, ni de un tono raro, el resultado siempre ha sido perfecto.

¿Cuánto dura? Y sobre todo ¿Desaparece de forma homogénea?

En cuanto a la duración, yo diría que ronda la semana, es resistente al agua, pero no al jabón, y cada vez que me ducho voy soltando algo de colorcillo hasta que finalmente desaparece. Lo que hago para mantenerlo es repetir la operación a los 5-6 días, sin darle tiempo a que desaparezca completamente y así mantenerlo durante más tiempo, porque realmente yo sigo con el mismo tono de piel que en mayo. Si lo que quiero es broncearme de forma puntual, lo único que hago es utilizarlo una vez y dejar que se vaya con el paso de los días (y las duchas) y simplemente, no volver a utilizarlo.


No pongo fotos del resultado en mi propia piel porque hice un día la prueba de broncearme una pierna sí y otra no para precisamente enseñarlo aquí, y después de ir un día con una pierna de cada color, perdí las fotos en el desastre informático, pero tenéis (yo creo que sin exagerar), miles de fotos del antes y el después si buscáis el producto en Google.

No es un producto barato, pero creo que el resultado merece la pena. El tono que da a la piel es bonito, natural y duradero, después de haber probado lociones varias hace años (aún recuerdo el boom de las lociones 'progresivas' y los muchos desastres caseros que causaron), nunca había utilizado un autobronceador tan conseguido, que pareciera realmente un bronceado de sol y playa. Insisto en que no es un color potente, tampoco es lo que yo busco, es un tono de primeros días de playa que consigue que mi blanco natural no destaque entre el resto de los mortales cuando voy a la playa o a la piscina.


Con este he conseguido perder el miedo a los autobronceadores y aunque no suelo abusar de él, sí que me gusta saber que, si me apetece, tengo la opción de lucir un bronceado sutil y con un color bonito y conseguido.

11 comentarios

  1. "Cansinidad" duele. Agotamiento, extenuación, aburrimiento, saciedad, ...cansancio! Es que es una palabra que cansa, valga la redundancia, decirla, como que pesa, ¿no te da esa sensación? Cosas mías, no me hagas mucho caso.
    Por otra parte, no soy muy amiga de autobronceadores, pero es interesante conocer lo que hay en el mercado, y más con unas imágenes tan bonitas como las tuyas, y con tu forma de explicar las cosas.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Autobronceadores no uso porque me pongo morena nivel "sólo se me ven dientes" xd...pero de esta marca tuve unas perlas para el rostro de una calidad espectacular, así que no me extraña que te haya gustado mucho el autobronceador (que pena lo de las fotos, sé el coraje que da!).
    Besitos!

    ResponderEliminar
  3. Buenas! No soy mucho de autobronceadores, pero reconozco que este me ha llamado especialmente la atención, pues St.Tropez tiene unos productos fantásticos!! Ahora mismo me he pillado un bronceador de Uriage y me va genial, la verdad, pero me animaré a probar este porque tiene pintaza. Un beso!!

    ResponderEliminar
  4. Te entiendo completamente, esa diferencia entre ser una pared y tener color piel es lo que yo busco. He probado varios con muestras que me han ido dando, pero este de St Tropez es el que mas fama tiene, si te va tan bien, tengo que mirarmelo - yo tambien soy bien torpe y suelo acabar a parches!
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Soy un poco rara, yo no conocía la marca (jajajaja) supongo que es normal porque nunca uso autobronceador y al final marcas en el mercado tenemos un montón.
    Como sabes estoy más blanca que un copo de nieve y en el mismo momento en que uso una base de maquillaje un poco más oscura se nota mucho. Te confieso que no me importa, no siento ningún interés por tener una pizca de color así que sólo una vez usé autobronceador hace años porque me convencieron y no me gustó nada en lo más mínimo y no tengo planes de repetir ;-p
    Como siempre hablamos, lo importante es sentirse cómoda y para quienes buscan tener algo de colorcito sin exponerse al sol es una gran idea ;-)
    Las fotos, como siempre, son una pasada!!
    Un super besazo y millones de flores!! Muuaakkss!

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa! Esta marca he oido hablar muy poquito de ella, pero tiene productos que me tientan mucho :D jejeje. Yo no suelo usar este tipo de productos, pero tal y como nos cuentas, tiene muy buena pinta :) Un besito!

    ResponderEliminar
  7. Yo la verdad es que tambien soy blanco casper total, y antes si que decia joer que blanca estoy no se que... pero ya me da absolutamente igual, estoy de blanca como en enero, pero yo tan tranquila jajaja en mi caso no es que tenga concretamente alergia al sol pero no me viene nada bien, y debo evitarlo en lo posible y protegerme hasta la saciedad. Me he sentido identificada porque también en el pasado usé alguna vez productos de estos que se quedaban a ronchetones y de un color más bien naranja... que más que bronceado, parecías un dorito jajaja y dadas las malas experiencias no me quedaron ganas de volver a probar cosas de estas, pero ahora leyendo tu review veo que han evolucionado bastante, y ahora ya son más cómodos de aplicar, más duraderos, y sobre todo más naturales en cuanto a tono y textura. Lo que me ha gustado también es lo que dices de que se aplica y despues se lava, porque algo que también me pasaba es que cuando lo llevabas puesto se manchaba todo... ropa, sábanas...
    En fin, que me enrollo.... por lo que dices tiene bastante buena pinta y si que me animaría a volver a probar un autobronceador de este tipo
    besitos

    ResponderEliminar
  8. Aunque no soy muy amiga de los autobronceadores (realmente porque nunca he conseguido que ninguno me quede del todo bien) reconozco que esta marca me da mucha curiosidad y que más de una vez he estado tentada a hacerme con algún producto de este tipo. Actualmente no soy alérgica al sol pero sí lo fui durante algún tiempo y me da miedo de que vuelva así que lo evito al máximo y ando blanca como la leche ^^ Un besote

    ResponderEliminar
  9. Pues yo.. ¡no tenía ni idea de ese tal St.tropez! Me alegro de que al final encontrarás un autobronceador que hayas podido usar tranquila y con unos buenos resultados. Yo estoy modo medioconguito ya y también me veo muy guapa, al ser morena me favorece el tono de piel más doradito, lo malo es que como me viene se me va :D

    ResponderEliminar
  10. jajaja, me fío de tu opinión, no hace falta que vayas con una pierna con y la otra sin. No soy usuaria de autobronceadores porque me pongo morenísima con mirar el sol casi, pero me parece interesante tu experiencia y la voy a compartir. Hay mucha gente buscando cosas que funcionen sin que termines pareciendo un risqueto.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  11. Es un producto que no uso porque yo sí me bronceo con mucha facilidad, mi hermana pequeña también tiene alergia al sol y es una lata... bsts

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Este blog se enriquece mucho más con tus comentarios.
Los comentarios con enlaces serán considerados SPAM y serán eliminados.

Todas las imágenes son propiedad Chicleconnueces. Todos los derechos reservados.